Sonda de la NASA entra en la órbita de un pequeño asteroide

 -  -  3


TampaEstados Unidos

Una sonda de la NASA estableció un nuevo hito el lunes en exploración cósmica al entrar en órbita alrededor de un asteroide, Bennu, el objeto más pequeño en ser rodeado por una nave espacial.

La sonda, llamada OSIRIS-REx, es la primera misión estadounidense en ser diseñada para visitar un asteroide y devolver una muestra de su polvo a la Tierra.

La nave espacial no tripulada de 800 millones de dólares fue lanzada hace dos años desde Cabo Cañaveral, Florida, y llegó el 3 de diciembre a su destino, a unos 110 millones de kilómetros de distancia.

El lunes, después de estudiar detenidamente el asteroide durante varias semanas, la nave espacial disparó sus propulsores para ponerse en órbita alrededor de Bennu a las 2:43 pm (19H43 GMT).

El asteroide mide unos 500 metros de diámetro.

“Entrar en órbita alrededor de Bennu es un logro increíble que nuestro equipo ha estado planeando durante años”, aseguró Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona, en Tucson.

La NASA dijo que la órbita marca “un salto para la humanidad” porque ninguna nave espacial ha “circulado tan cerca de un objeto espacial tan pequeño, uno con la gravedad apenas suficiente para mantener un vehículo en una órbita estable”.

La nave espacial está orbitando a Bennu a una milla de su centro.

La nave espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea orbitó un cometa en mayo de 2016, pero a una distancia mayor de unas cuatro millas del centro del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Bennu tiene una fuerza de gravedad de solo cinco millonésimas tan fuerte como la de la Tierra, dijo la NASA.
Cada órbita de OSIRIS-REx tomará 62 horas.

El plan es que OSIRIS-REx orbite Bennu hasta mediados de febrero, utilizando un conjunto de cinco instrumentos científicos para mapear el asteroide en alta resolución para ayudar a los científicos a decidir con precisión dónde realizar el muestreo.

Luego, en 2020, alcanzará con su brazo robótico y tocará el asteroide en una maniobra que Rich Kuhns, el gerente del programa OSIRIS-REx con Lockheed Martin Space Systems en Denver, describió como un  “delicado high-five (choque de manos)”.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
3 recomendado
comments icon 0 comentarios
0 notas
66 vistas
bookmark icon

Escribir un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESESP
en_USENG es_ESESP
Diseño y Hosting web por