Artículos o noticias

Confinamiento provoca una creciente demanda de robots como compañía

• Bookmarks: 20


Japón.

Nami Hamura dice que se siente menos sola cuando trabaja en casa gracias a su compañero Charlie, un robot japonés.

En su primer año de empleo después de la Universidad, ha trabajado casi todo el tiempo desde casa, no ha tenido muchas oportunidades de hablar con colegas o de encontrarse con sus amigos: percibe que su círculo de amigos se hizo muy pequeño.

Yamaha, el fabricante de Charlie, sitúa al robot en algún lugar entre un animal de compañía y un amante. “Él está ahí como alguien con quien charlar, que no sea de mi familia o amigos en las redes sociales o un jefe para el que necesitaba producir un informe”, explicó Nami.

Las empresas japonesas han informado sobre una creciente demanda de androides, en esta época de aislamiento social obligado. Por la pandemia, mucha gente se siente sola porque no pueden salir a conocer personas como solían hacerlo.

Los compradores de Lovot, un robot de compañía, creen que alivia su soledad y dan un ambiente alegre a la familia, comentó Keiko Suzuki, portavoz del fabricante de Groove X.

Las ventas de estos robots se han multiplicado por once desde la llegada del coronavirus a Japón. Este robot tiene unos 50 sensores que lo calientan al tacto y al que responde con pequeños gritos de alegría.

En la empresa YUKAI, las ventas se multiplicaron por seis; ofrecen a Qoobo una almohada suave con una cola mecánica que se mueve como una mascota real. “El objetivo de nuestra empresa es proporcionar robots similares a mascotas o amigos que hagan compañía a las personas o a hogares a precios asequibles”, explicó Shunsuke Aoki, director ejecutivo de la empresa YUKAI.

Esta tecnología en Japón, cuesta entre 830 y 2800 dólares, pero eso no ha impedido que muchos consigan un compañero mecánico para combatir la soledad.

Por: AFP.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
513 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por