Artículos o noticias

Plumas NCC | Los capos de la droga

• Bookmarks: 25


Por: Carlos Iván Moreno. 

 

En 2010, mientras en México comenzábamos a sentir los estragos de la “guerra contra el narco”, que ya acumulaba 28 mil muertos, en Estados Unidos la empresa Purdue Pharma obtenía ganancias por 2,300 millones de dólares, gracias a la prescripción de más de 200 millones de recetas de su popular -y altamente adictivo- analgésico OxyContin. Un opioide más potente que la morfina, recetado y vendido como si fuera Paracetamol.

La crisis de los opioides en EEUU es una de las mayores tragedias de salud pública en su historia, con un saldo de más de 500 mil muertes por sobredosis de 1999 a 2020. Sin embargo, semejante crisis no fue originada por “capos de la droga” colombianos ni mexicanos, sino por la prestigiada familia Sackler, dueños de Purdue Pharma. Así lo narra Patrick Radden Keefe, en su magistral libro Imperio del Dolor (2022).

Esta empresa, desde finales de los noventa, recurrió a agresivas -y falsas- campañas de mercadotecnia para presentar su producto como seguro (con la complicidad de algunas autoridades sanitarias). Su eslogan: “The One to Start With and the One to Stay With” (El único para comenzar y el único para mantenerse) trágicamente se hizo realidad, pues un alto porcentaje de quienes usaban Oxy ya no lo podían dejar.

Tan solo entre 2006 y 2012, se estima que fueron producidas y vendidas en EEUU 76 mil millones de pastillas de Oxy y otros opiáceos, lo que equivale a ¡316 botellas de pastillas para cada adulto norteamericano! Lo recetaban hasta para leves dolores de cabeza.

La epidemia de adicción se extendió rápidamente y los consumidores comenzaron a aplastar las pastillas para inhalarlas o inyectarlas. Cuando el gobierno comenzó a regular mejor su venta, las personas con adicción se vieron obligadas a buscar alternativas: la heroína y el fentanilo.

Desde su lanzamiento, la venta del Oxy ha generado unos 35 mil millones de dólares, y dejado una grave crisis social y humanitaria en EEUU. Sin embargo, no hay un solo ejecutivo de Purdue Pharma que haya ido a la cárcel. Tiene razón Keefe: “Es imposible hablar honestamente sobre la guerra contra las drogas sin abordar la crisis de los opioides”, generada por una familia de alcurnia.

 

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
660 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por