Anabel Casillas y Ricardo García

Plumas NCC | Riquezas difíciles de encontrar

• Bookmarks: 307


Por: Anabel Ca­si­llas y Ri­car­do Gar­cía (Mé­xi­co).

Hay materiales que han movido naciones enteras: a los romanos les pagaban con sal, de ahí la palabra “salario”. O la seda, que creó riquezas en oriente y lujos en occidente. También el jade, que era considerado sagrado tanto en China como en Mesoamérica. No obstante, hay un material que cautivó a la mayoría de las civilizaciones en este planeta debido a su rareza y deslumbrante brillo: el oro. 

La extracción del oro se ha tornado cada vez más difícil, pues quizás imaginamos que al cavar un agujero encontraremos lingotes o pepitas que nos resolverían la vida. Sin embargo, esto ya no sucede con la frecuencia que, si bien no lo era tanto, ocurría en el pasado. Actualmente el oro se encuentra en partículas muy pequeñas o en aleaciones con otros elementos, por lo que su extracción requiere la intervención de profesionales dedicadas a encontrar métodos más eficientes y que, al mismo tiempo, sean respetuosos con el medio ambiente. 

La doctora Fabiola Constanza Nava Alonso es ingeniera química y doctora en ciencias por la Université Laval, en Canadá. Además, forma parte del sistema nacional de investigadores en el nivel II. 

«Dentro de la metalurgia está la metalurgia extractiva, y ahí trabajo en la extracción de oro y plata» nos comenta la doctora Nava, cuya especialidad se encuentra en la industria minera, específicamente de metales preciosos. «En los yacimientos están los minerales, pero en concentraciones bajas o compuestos que pueden ser muy difíciles de recuperar».

El oro es considerado un metal precioso porque posee características físicas y químicas que lo hacen único, más allá de su valor estético para la joyería, y monetario para las diferentes ramas de la economía. «El oro no se disuelve ni reacciona prácticamente con nada, por eso lo consideramos un elemento precioso», continuó la doctora Fabiola Nava. 

No obstante, en el pasado se utilizaban métodos sumamente tóxicos para su extracción, como el uso de mercurio para disolver el oro y separarlo de otros elementos. En la actualidad se utiliza un compuesto no menos nocivo, el cianuro. Pero la doctora Nava nos dijo que, siguiendo las regulaciones correspondientes, no supone un peligro para los seres humanos. «Se utiliza el cianuro para poder extraer oro, pero si se utilizan bien estos elementos y se vigilan los procedimientos, no existe un problema para el ser humano».

Si quieres escuchar la entrevista completa, está disponible en http://radio.udg.mx/ 

¡Nos leemos en la próxima ocasión!

*Anabel Casillas y Ricardo García son divulgadores de la ciencia. A través del programa radiofónico Ultravioleta, visibilizan el trabajo de las mujeres científicas a las que la historia en ocasiones no hace justicia.

Para conocer más sobre mujeres que hacen ciencia, te invitamos a escuchar nuestro podcast, Ultravioleta, visitando www.radio.udg.mx o escríbenos a nuestro Twitter, @UltravioletaFM. 

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
1428 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por