Artículos o noticias

El cambio climático está aquí y no hay duda: Julia Carabias en FIL

• Bookmarks: 9


Guadalajara, Jalisco. 

Desde sus orígenes, las sociedades humanas han enfrentado diferentes crisis vinculadas con el medio ambiente, pero la que vivimos en la actualidad no tiene precedentes. Julia Carabias llega a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara para compartir con los jóvenes su pasión por la naturaleza e invitarlos a que se sumen a la lucha por su protección.

“Me siento contenta, agradecida y conmovida por estar rodeada de jóvenes. Pocas veces un foro tiene mayoría de jóvenes y es tremendamente motivante a cualquier persona que se dedica a la divulgación de la ciencia”, expresó la bióloga.

Esta fiesta del libro y la cultura corresponde a un gran espacio de prestigio internacional que convoca a 45 países, “pero sobre todo convoca a los que creen que la cultura es indispensable para la vida, el desarrollo, el bienestar y la convivencia en paz con las sociedades. Larga vida a la FIL”, resaltó Julia.

Vivimos momentos muy complejos de grandes retos tanto por la crisis políticas, sociales, ambientales y culturales, e incluso en guerra. “Esto nos genera mucha incertidumbre y no es la primera vez que la humanidad se enfrenta a situaciones de este tipo. Hemos tenido momentos muy complejos, ¿qué tiene de diferente? Me gustaría comentar algunos rasgos que esta época tiene diferentes a otros momentos de crisis”, dijo Carabias.

Nunca como antes…

Nunca ha habido tanta gente como hoy: el mes pasado nació la persona 8 mil millones. “Nunca ha habido una cultura basada en el consumo. Los patrones que han sido promovidos y facilitados por una economía y que hay tenido en su prioridad la ganancia antes que el daño a largo plazo”.

Nunca los humanos habíamos intervenido en los funcionamientos biológicos y químicos como ahora. “Los llevamos a un nivel que cruzan umbrales irreversibles. Se ha terminado con la estabilidad”.

Esta extinción es por causa de la humanidad, no por causa natural. Ocurre a unas mil veces más rápido que de manera natural. Son rasgos inéditos. “Por otro lado, nunca hemos tenido la cantidad de conocimiento y la capacidad científica para poder entender lo que nos está pasando y ver lo que puede pasar si seguimos haciendo más de lo mismo”, continuó Julia Carabias.

“Esa capacidad que la ciencia nos ha proporcionado, nos permite tener diagnósticos precisos de las realidad y proyecciones de qué puede pasar si tomamos una u otra ruta. Pensar en el futuro es hoy una obligación para salir de las crisis”, resaltó.

Hay una fuerza de la juventud que tiene la oportunidad de hacer un cambio, siempre y cuando encuentre la información correcta y sea capaz de mover su energía a las posibles soluciones. “Sabemos que las cosas van mal y que no podemos hacer más de lo mismo. En el año 2050 (2°C más), ya tenemos desastres brutales, migraciones, hambre… pero con dos grados más es inconmensurable. Se pueden llegar a perder 1 millón de especies de las 7 que se estiman en el planeta”.

Julia Carabias resaltó que el cambio es viable, pero necesitamos entrar en una transformación de lo energético, lo alimentario, en las ciudades y la conservación de la biodiversidad, pero “sabemos que no hay voluntad política para enfrentar estos retos y que hay preferencias en el interés privado. Es un impacto humano y es una responsabilidad que tenemos todos para hacer y creo que con la juventud es donde están las grandes esperanzas”.

El cambio climático está aquí: no hay duda. “¿Qué podemos hacer al respecto? Si nos hacemos conscientes del daño que estamos haciendo, podemos intervenir y resolverlo”, expresó el físico y moderador de este encuentro: Alejandro Frank.

Principales cambios climáticos en los 50 años

Julia contó algunos de los cambios en el clima que se verán y otros que ya están aquí. Comienza por el incremento de la temperatura promedio de la superficie de la Tierra que generará un conjunto de transformaciones en las corrientes oceánicas y patrones climáticos. “Elevar la temperatura significa que en los polos habrá un derretimiento (ya lo hay) e incrementa el nivel del mar: ese impacto provoca un impacto fuerte en las especies”.

Habrá procesos muy serios para especies en ecosistemas extremos, pues no tendrán cómo recorrerse a un espacio distinto. También, habrá animales como las aves que pueden moverse para encontrar un sitio más adecuado, sin embargo, una rana no y esto la pone más en peligro que otros animales.

Los procesos de desbordamientos de las presas, que hoy lo vemos en eventos únicos, se pueden convertir en algo normal en cada época de lluvias. “Se ha registrado agua (salada) de costas (intrusión salina) en cursos anormales: el mar mete agua en los ríos por el aumento del nivel del mar”.

En la gestión actual no hay trabajo que apoye a la conservación. “El desmantelamiento que ha habido a las instituciones ambientales durante este sexenio es un descalabro que sufrirá por mucho tiempo el país. El golpe a CONABIO ha sido el peor que hemos tenido. Espero que México tenga la capacidad de reaccionar. Ojalá un 5 de junio podamos manifestarnos con una agenda ambiental y que obligue a los gobernantes a cumplirla”, concluyó Julia Carabias.

Por: Leslie Almanza / NCC Iberoamérica.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
185 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por