Artículos o noticias

La lucha para evitar la extinción del lince de los Balcanes

• Bookmarks: 26


Gorica, Albania

En las imponentes montañas que rodean un lago de aguas cristalinas, un grupo de cazadores albaneses busca rastros del lince de los Balcanes, no para cazarlo, sino para estudiar los hábitos de los últimos ejemplares de esta especie en aras de evitar su extinción.

«Si no logramos aumentar su número y su repartición rápidamente, los perderemos para siempre», advierte Manuela von Arx de la fundación suiza Kora, especializada en la fauna salvaje y que financia un programa de supervivencia de este animal.

Es uno de los mamíferos cuya supervivencia corre más peligro en el mundo, al ser víctima de la deforestación y la caza furtiva.

Según un estudio del 2021, en estos tres países del este de Europa quedan menos de 40 felinos de esta subespecie.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera que desde 2015 este animal está en un peligro crítico de extinción, es decir, en el último nivel antes de la extinción en estado salvaje, según la clasificación de esta organización internacional.

Los expertos consideran que en Albania quedan menos de 10 linces, mientras que en la década de 1980 había más de 200 ejemplares de este animal, también conocido localmente como el «tigre de los Balcanes» o «fantasmas de los bosques».

La oenegé albanesa para la Protección y la Preservación del Medioambiente en Albania (PPNEA, según las siglas en inglés) intenta evitar su extinción desde hace 15 años.

Observación meticulosa

En el monte de Mali i Thatë, en el sudeste de Albania, dos integrantes de esta oenegé instalan con precaución cámaras automáticas a la altura de los robles que suelen frecuentar los linces.

Lo hacen con la esperanza de tomar fotografías de este animal, que duerme durante el día y caza durante la noche.

«Lograr una buena imagen resulta difícil», reconoce Ilir Shyti, un ingeniero forestal y miembro de la oenegé, que junto a su compañero Melitjan Nezaj comprueban que la cámara esté bien posicionada.

El año pasado lograron fotografiar en esa zona a un lince procedente de Macedonia del Norte y que se desplazó hasta Albania, un desplazamiento considerado por los expertos como una buena señal para supervivencia de la especie.

«Tenemos grandes esperanzas de que este año vuelva a pasar por aquí y, si tenemos suerte, poder fotografiar a otro lince», asegura Nezaj, biólogo de formación.

Los expertos logran identificar a cada uno de estos animales en las fotografías, ya que de unos a otros hay ligeras diferencias en sus ojos en forma de almendra, manchas en el pelaje o en sus orejas afiladas.

Esta observación meticulosa representa una tarea esencial para evitar su extinción, explica Blendi Hoxha, coordinador del proyecto lince de PPNEA.

«Debemos observar y comprender sus desplazamientos», dice a la AFP. «Cualquier prueba documentada de la presencia del lince es examinada al detalle, ya que representa una esperanza para su supervivencia», añade.

Trofeos de caza

Los linces se ven amenazados por la deforestación de sus ecosistemas, lo que reduce la cantidad de presas de las que se pueden alimentar y fragmenta sus hábitats.

Aunque está prohibido cazarlos desde 2014, su supervivencia también corre peligro a causa de la caza furtiva.

Según la PPNEA, al menos 14 linces fueron cazados en Albania desde 2006.

El cadáver del último que cazaron en 2020 es expuesto como un trofeo de caza en un bar de Elbasan, al sur de la capital Tirana, al lado de los pelajes de otros animales salvajes.

Albania, Kosovo y Macedonia del Norte colaboran a través del Programa de Restablecimiento del Lince de los Balcanes, apoyado por fundaciones extranjeras, como Kora, Euronatur o Mava.

Los tres países crearon nuevas zonas de protección donde el lince está presente y puede reproducirse, además de impulsar campañas de sensibilización de los habitantes y cazadores de la región.

Pero evitar su extinción resultará una tarea ardua, puesto que la escasa población del lince de los Balcanes menoscabó su riqueza genética.

Por: Briseida Mema

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
220 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por