Artículos o noticias

Minería de asteroides ¿Qué los hace tan valiosos?

• Bookmarks: 29


Por José Luis Reyes, Ciencia UNAM-DGDC

Astro Forge, un proyecto estadounidense de minería espacial, ha anunciado que este año lanzará dos misiones para probar que es posible minar asteroides.  No es la única empresa privada que ha mostrado interés en explotar estos cuerpos celestes.

La NASA ha estudiado estos objetos desde hace mucho tiempo, desde la órbita que transitan, su diámetro, forma, y lo más importante, de qué están hechos y cuál es su origen.

Los recursos en la Tierra son finitos, cada vez es más difícil extraer minerales en este planeta sin ocasionar un daño medioambiental considerable, por lo que llevar la minería al espacio podría ser una alternativa. Pero ¿qué tan cerca estamos de minar asteroides? si es que es posible.

Metales preciosos y agua en el espacio

La NASA define a los asteroides como cuerpos rocosos que orbitan alrededor del Sol. Una buena parte de ellos se encuentran en el cinturón de asteroides, una región entre Marte y Júpiter. Se les considera los restos más antiguos del sistema solar.

Para la doctora Dolores Maravilla, investigadora del Instituto de Geofísica de la UNAM, estudiar su composición química nos permite conocer de qué parte del cinturón de asteroides provienen. Este se ha dividido en tres regiones principales formadas por los cuerpos ricos en carbono, en silicatos y en metales, respectivamente.

Cuando se estudian los componentes de los asteroides se obtienen resultados que apuntan a la presencia de minerales que resultan muy valiosos en la Tierra, desde oro, platino, hierro y titanio, hasta minerales carbonatados, que pueden indicar la presencia de agua.

Hasta julio de 2021, el recuento de asteroides conocidos es 1,097,148, según la NASA.

En 2016, esta agencia espacial lanzó la misión Osiris-Rex para estudiar al asteroide Bennu y tomar muestras de su suelo para analizarlas en la Tierra. Los hallazgos indican que es un cuerpo de origen primigenio, rico en carbono, con superficie escarpada y llena de escombros, además de tener agua.

En este asteroide también fueron detectados varios minerales como los filosilicatos y la magnetita, así como los metales: oro y platino. Las muestras que van a ser estudiadas en los laboratorios terrestres fueron tomadas de la región nombrada Nightingale y llegarán a nuestro planeta en septiembre de 2024.

Otra misión espacial de interés es la misión Psyche que será lanzada el 1 de octubre de este año y está destinada al estudio del asteroide Psyche 16, un cuerpo rico en hierro y níquel. Se cree que podría ser el núcleo de un planeta temprano relacionado con aquellos cuerpos que dieron origen a nuestro sistema solar.

Según la doctora Dolores Maravilla,  investigadora del Instituto de Geofísica, “lo que se está buscando como parte de la extracción de minerales son los asteroides que contengan minerales ricos en elementos del grupo del platino así como de los llamados elementos base, como son el silicio, el magnesio, el hierro y el aluminio sin olvidarnos del titanio”.

Cuando hablamos de minerales o la posibilidad de que exista agua explotable en asteroides podemos ver el porqué del interés en la minería espacial, debido a que existen múltiples usos para esos recursos, desde el comercial, la implementación en la industria tecnológica, o incluso el uso del agua para consumo humano.

Explotar los recursos minerales que existen en estos cuerpos celestes resultaría beneficioso para la humanidad, pero ¿estamos listos?

¿Qué necesitamos para minar asteroides?

Astroforge no ha sido la primera “startup” en anunciar sus planes para innovar las técnicas para la minería espacial, otras lo han hecho y no han sido exitosas, mientras que otras empresas privadas como SpaceX trabajan junto a la NASA en ciertas misiones, y el futuro cercano nos develará si sus proyectos han sido exitosos para entonces.

Para la  doctora en Ciencias con especialidad en física espacial,  esto es todo un reto, ya que nos espera un gran trabajo a nivel científico-tecnológico tanto en el futuro cercano como a mediano y largo plazo, priorizando la exploración espacial antes que la extracción, ya que no todos los asteroides contienen los mismos minerales.

¿Cómo podemos sacar minerales de los asteroides? Para este trabajo tan complejo se necesitan herramientas que aún no se han desarrollado o están en proceso de creación, existen varios retos que habrá que enfrentar como ¿quién minará? ¿cuánto tiempo nos llevará? o ¿cómo se transportará a la Tierra el material minado?

Existen otras cuestiones logísticas, además de la infraestructura, como si sería rentable mandar a humanos a realizar el trabajo de la extracción, una labor ardua que implicaría tener los suficientes recursos para salvaguardar la integridad de los astronautas por un tiempo prolongado.

La doctora Maravilla cree que hay dos alternativas, una es desarrollar la inteligencia artificial a tal punto en el que sean robots los que se encarguen de extraer y refinar los minerales antes de enviarlos a la Tierra, y la otra más inmediata sería crear bases en los cuerpos celestes para estancias humanas prolongadas.

¿Cómo podemos lograrlo?

La industria ha avanzado en esta nueva era de la exploración espacial, pero aún queda mucho por desarrollar antes de ser capaces de extraer los recursos minerales de los asteroides.

Para la investigadora, la Luna es un cuerpo al cual debemos de prestar más atención, tanto por su cercanía como por lo mucho que puede ofrecer a la humanidad.

Si bien esta no es un asteroide también es rica en recursos, como la presencia de Helio 3, un isótopo que puede ser usado para generar energía nuclear limpia. Además del regolito que, según la investigadora, puede ser clave en la creación de las próximas bases lunares.

Para la NASA, la Luna sigue siendo prioridad, tanto que está en puerta el lanzamiento de la estación espacial lunar Gateway, una base orbital pensada en facilitar la investigación de nuestro sistema solar, además de ser clave en el programa Artemis.

Aunado a esto, la integrante del Departamento de Ciencias Espaciales del IG comenta que la cooperación entre agencias gubernamentales y empresas privadas es factor clave para el desarrollo y ejecución de proyectos espaciales en diversos cuerpos del sistema solar:

“Quién tenga dinero, que lo invierta en desarrollo espacial si ese es su deseo”. Por otro lado, la doctora Maravilla comenta que, aunque las grandes inversiones espaciales provienen del primer mundo, los resultados, como es el conocimiento que se derive de ello, beneficiará a mediano y largo plazo a la humanidad.

Minar asteroides todavía es algo lejano, pero esto no significa que sea imposible, “Nos espera toda una aventura, necesitamos gente interesada en trabajar en todas las áreas del conocimiento involucradas para lograrlo”.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
387 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por