Artículos o noticias

La experiencia de la artista Graciela de Simone en la Ópera de Beijing

• Bookmarks: 18


Argentina.

Como una experiencia «compleja» y «hermosa» describe la argentina Graciela de Simone su paso por la Ópera de Beijing; tenía 30 años cuando incursionó en esta manifestación teatral, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que cambió su vida y la llevó a ser hoy en día una destacada difusora de la cultura china en Argentina.

De Simone, profesora de danzas, caracterizadora teatral y compositora coreográfica, comparte regularmente sus amplios conocimientos sobre la Ópera de Beijing en el Instituto Confucio de la Universidad de Buenos Aires (ICUBA), tras haber sido parte de su elenco gracias a una beca del Gobierno chino y ganar en el año de 1993 el segundo premio «Dragón de Plata» del Concurso Internacional de Ópera de Beijing para Extranjeros.

«El personaje que yo hice en la ópera se llamaba ‘Shi San Mei’ y es un personaje Dao Ma Dan, sí es una mujer guerrera, ‘Shi San Mei’, la decimotercera hermana, que bueno, me dio muchas alegrías, porque en el concurso internacional que me presentó mi maestra, pude obtener el Dragón de Plata, un segundo premio muy valioso para mí», comentó Graciela de Simone, profesora de danzas, caracterizadora teatral y compositora coreográfica.

Para lograr interpretar el personaje, la artista, quien ya contaba con estudios de ballet, caracterización y actuación antes de viajar a China, debió prepararse durante tres años, con un primer año dedicado al estudio de la lengua china en la Universidad de Cultura e Idioma de Beijing, para luego ingresar a la Academia Central de Arte Dramático de Beijing.

«El primer año fue muy difícil, porque era muy diferente a todo lo que yo había hecho en cuanto al movimiento, yo venía del ballet clásico y los movimientos son muy diferentes del cuerpo, de brazos y demás, así que estuve casi un año aprendiendo a caminar como caminaba mi personaje, porque la maestra decía que lo más importante era aprender a caminar y después iba a ir todo lo demás» dijo Graciela de Simone.

De Simone recordó su paso por la ópera como un proceso desafiante que implicaba sumergirse en un mundo tan distinto, pero que, posteriormente, sumado a su viaje a China y al aprendizaje del idioma, la cultura y el arte chinos, desencadenó en su crecimiento personal y desarrollo como artista.

Graciela de Simone afirma que en el transcurso de los años la ópera ha alcanzado distintas manifestaciones del arte, estando presente en el cine, en la pintura y otras expresiones, logrando en la actualidad una mayor difusión en América Latina.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
296 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por