Artículos o noticias

Buscan transformar Red de Bibliotecas públicas en Panamá

• Bookmarks: 21


Panamá. 

Ante el deterioro de las bibliotecas públicas en Panamá, la Asamblea Nacional iniciará la discusión de un proyecto de ley para fortalecer estos espacios, mejorar su funcionamiento, y asignarle mayor presupuesto, con la intención de que se conviertan en instituciones más participativas y promotoras activas de la educación y la cultura.

«Lo más grave de las bibliotecas públicas del país es que no son visitadas, porque no son amigables, no tienen la infraestructura, ni la disponibilidad necesaria, ni el contenido real”, señaló el diputado de la bancada independiente, Juan Diego Vásquez, proponente del proyecto que ya fue acogido por la Asamblea Nacional.

La iniciativa contempla la creación de un catálogo en línea para la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, mejoras a la infraestructura y mobiliario y la regulación de la exposición y conservación del acervo bibliográfico, así como el establecimiento de normas que aseguren la accesibilidad y la prestación de servicios a las personas con discapacidad.

Vásquez explicó que la idea central del proyecto es la de transformar el concepto de espacio público, conocido como biblioteca, pues la función que actualmente desempeñan es muy importante, pero lo que se necesita es que realicen algo más abarcador, donde las personas puedan participar en una consulta ciudadana, donde se pueda ir a ver una obra o una película, organizar un debate y no solo quedarse con la idea de ir buscar un libro y llevárselo.

Una biblioteca debe ser un lugar de conexión donde haya internet, ventilación, espacios abiertos, lugares para compartir, que sean amigables, sobre todo para la juventud que es la que más requiere de estos espacios, para asegurar esa movilidad social que la educación y la cultura pueden garantizar”, apuntó.

Panamá actualmente no cuenta con una normativa específica que regule de manera especializada las bibliotecas públicas del país, pues todo lo relativo a este tema se ha regido durante al menos los últimos 70 años, a través de los siete artículos que se encuentran dentro de la Ley Orgánica de Educación, en el capítulo denominado Cultura. Sin embargo, luego de la aprobación de la Ley de Cultura en noviembre de 2020, la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero y las Bibliotecas Públicas pasaran a ser gestionadas por el Ministerio de Cultura, lo que ha permitido que ahora se pueda abrir la ventana para legislar de manera más integral sobre estos espacios de educativos y culturales.

La  coordinadora de la Red de Bibliotecas Públicas, Olga de Cuevas señaló que con esta iniciativa se fortalecería las bibliotecas, ampliando la cobertura a nivel nacional y mejorando existentes, pues la mayoría tienen grandes carencias, sobre todo en materia de presupuesto. Esto ha provocado un lento desarrollo de estos espacios y ha dificultado la adquisición de materiales de lectura en diversos soportes y formatos, la dotación de equipos tecnológicos, la conectividad a Internet, el uso de una adecuada infraestructura y la contratación de personal con el perfil y las competencias requeridas, así como la implementación de servicios innovadores y expansión tanto a zonas urbanas como rurales y a Comarcas Indígenas, incluyendo servicios de extensión para personas recluidas, con discapacidad o vulnerabilidad.

Dentro del documento también se contempla que en los distritos cuya población sea superior a 125 mil habitantes, la Dirección Nacional de Derechos Culturales y Ciudadanía deberá asegurar la creación de más de una biblioteca pública.

Actualmente en Panamá existen 50 bibliotecas públicas, de las cuales 6 se encuentran cerradas por falta de personal y una por falta de edificación, mientras que otras cinco del área de la Comarca de San Blas, operan con el trabajo de voluntarios, ya que no cuentan con personal nombrado.

De Cuevas aseguró que se necesitan más bibliotecas públicas, pues la idea es que los servicios bibliotecarios lleguen a toda la población y para ello deben estar ubicadas tanto en zonas urbanas como rurales.

También explicó que las necesidades de las personas y de las comunidades son diferentes, inclusive dentro de una comunidad con 125 mil habitantes, por lo que se requeriría establecer también otros estándares e indicadores para el adecuado funcionamiento y desarrollo de estas bibliotecas, tales como edificaciones con espacios, personal, colecciones, horarios y otros equipamientos que permitan ofrecer de manera simultánea diferentes servicios y actividades.

Por su parte, Carlos Fong, encargado de la Oficina de Promoción de la Lectura del Ministerio de Cultura indicó que será necesario realizar un diagnóstico para conocer el estado real de las bibliotecas nacionales, pues el principal problema que tienen es la falta de recursos y hay que trabajar duro para resolver ese tema. “La ley va a beneficiar el desarrollo sostenible de las bibliotecas porque estas tienen que ver con la cultura y la lectura es un eje transversal de la educación muy importante”, apuntó.

 

Por: Mirna González / Periodista del Postgrado en ‘Periodismo 4.0’ © del Instituto de Investigaciones Aplicadas, iiafEC, Panamá.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
379 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por