Los virus y la posibilidad de provocar nuevas pandemias

 -  -  23


Guadalajara, México.

Un relato de lo más pequeño a lo más grande: los virus. La mayoría considera que no son seres vivos, algunos científicos creen que sí. La situación es que los virus no comparten las características que definen a los grupos de seres vivos, como los animales o las plantas.

Miguel Pita, doctor en genética y profesor e investigador en la Universidad Autónoma de Madrid, habló este jueves en ¡La FIL también es ciencia! Sobre los virus: ¿qué son? ¿cómo se contagian? y ¿cómo se crea un virus nuevo?

Los virus llegaron de un lugar distinto a la vida. No son seres celulares, son mucho más simples: son un trozo de material genético como el ADN o ARN con moléculas que lo arropan. Los seres que son celulares, están basados en estructuras más grandes y con muchos más elementos que los virus.

Los virus surgen de otros virus a partir de una mutación (un cambio de material genético). Cuando aparece uno nuevo, se tiene que buscar su origen para saber su historia a través de las mutaciones: en el caso del SARS-CoV-1 y el SARS-CoV-2, comparten un antepasado en común; pero el primero no provocó el virus de la COVID-19 como algunos científicos han asumido, explicó Miguel Pita.

¿Cómo se propaga el virus?

El virus se ancla a la célula e introduce su información, la célula copia todo lo que recibe y en ese proceso se agota y muere. El virus sólo se dedica a generar copias de él, pero en ese proceso mata a todas las células que toca: “Eso es lo que nos hace estar mal”.

Animación del anclaje de un virus a la célula.

El virus no solo entra a las células y las mata, en ese proceso se enfrenta a las defensas del cuerpo: los linfocitos o los anticuerpos. En el caso de las vacunas, ayudan a generar una alerta al sistema inmunológico cuando no se reconoce un virus.

Hay variantes genéticas que aportan a que las personas sufran de maneras distintas alguna enfermedad provocada por un virus, aunque también la predisposición de su sistema a virus similares puede cambiar la manera de enfrentarse a una enfermedad.

Si no fuera por nosotros los virus se “suicidarían”

“Si no hubiera defensas que salvaran a nuestro cuerpo de los virus, estos arrasarían todo el cuerpo y nos mataría”, dijo el genetista. Si una persona estuviera enferma y la aislaran antes de provocar varios contagios, el virus no podría mudar a otro cuerpo, este se “suicidaría”.

Los mecanismos de contagio de los virus no son los mismos. Existen virus como el ébola, en el que la probabilidad de mortalidad es alta y no permite la propagación porque rápidamente desgasta las células y provoca la muerte. A diferencia de la COVID-19, pocas ocasiones es altamente mortal para las personas, así que con esto, permite su propagación con más éxito.

¿Cómo se crea un nuevo virus?

Un nuevo virus aparece como resultado de una mutación de otro virus, pero ¿qué se necesita para que surja? Puede pasar que un virus infecte a un animal y en el proceso de infectar miles o millones de células se crea una variante del virus “en ese copiado, como pasaría si copiamos un texto millones y millones de veces, se introducen errores y surgen novedades”. Es muy habitual que en el proceso de infección ocurran mutaciones, como en el caso del COVID-19, pero en este caso “aún no es suficiente para uno nuevo”.

“Los humanos cada vez estamos más cerca de los animales salvajes que tienen virus” y si alguno de estos está mutado para tener éxito infectando el cuerpo humano se creará una nueva enfermedad, explicó el experto.

Los humanos tienen la capacidad de trasladar virus a animales que difícilmente se cruzan por su distribución geográfica, como por ejemplo, un camello o un delfín; “pero los humanos estamos sobrepoblando y degradando los ecosistemas del planeta y hay muchas posibilidades de provocar nuevas pandemias”, advirtió.

Por: Leslie Almanza / NCC Iberoamérica.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
309 vistas
bookmark icon
Diseño y Hosting web por