Ciencia

Las dolinas de Konya: donde la tierra se traga los campos

• Bookmarks: 26


Turquía

 

Un agujero redondo en medio del campo, de muchos metros de profundidad: así son las dolinas de Konya, una provincia en Anatolia central donde la agricultura de regadío ha disparado un fenómeno geológico que se está convirtiendo en un serio peligro. Estos huecos son perfectamente circulares y de paredes verticales y dan la impresión de que la tierra se ha tragado lo que hubo en la superficie.

Las dolinas, normalmente con un diámetro de entre diez y treinta metros y una profundidad que puede alcanzar fácilmente 30 o 40 metros, suelen aparecer de un día para otro en los cultivos de la extensa llanura de Konya. Cuentan con algún resto de alambrada, y son prácticamente invisibles en medio del campo hasta que uno se acerca a pocos metros del borde.

Un ejemplo es esta dolina de Inoba, de 24 metros de diámetro y 35 de profundidad, pero este fenómeno no es nuevo. De hecho, existen dolinas de muchos miles de años de antigüedad y cientos de metros de diámetro, como la de Meyil, que conserva un lago en el fondo y es un conocido destino turístico.

Las sequías de las últimas décadas, han facilitado la formación de estos agujeros, con 14 nuevas dolinas contabilizadas solo en la primera década del siglo actual. Pero otro factor es humano: la intensa agricultura de regadío, ha acelerado el fenómeno, según un estudio de Ankara.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
419 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por