Artículos o noticias

Salud planetaria, prioridad para mitigar los efectos del cambio climático

• Bookmarks: 28


México.

Qué son las COP y qué hacen para mitigar los efectos del cambio climático? En #DiálogosNCC, Carol Perelman y Andrés Cota discuten en torno a los logros de las COP y qué hace falta para una verdadera neutralidad climática.

Cada vez son menos ambiciosas las propuestas que se concretan en las reuniones de Conferencia de las Partes (COP), “estas delegaciones están discutiendo o pregonando cosas falsas y muchos compromisos van bajando”, inició la discusión el zoólogo, escritor Andrés Cota.

Las COP son Cumbres Anuales que se realizan en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) donde se reúnen los 196 países más la Unión Europea que conforman a las Partes.

Las catástrofes naturales ocasionadas por el cambio climático, ya son visibles en sucesos como sequías, enfermedades o con eventos climáticos muy intensos. “En pérdidas y daños, los países que más están afectándose, piden a los países que más emiten gases de efecto invernadero cómo estarán las cuentas. ¿Quién va a pagar los desastres que causan?”, opinó la química farmacéutica bióloga y divulgadora, Carol Perelman.

Los países más vulnerables a los efectos del cambio climático, son los que menos contaminan. “Lo más importante de esta COP es que ya se abrió el tema de ‘pérdidas y daños’. Además, el discurso de los que apoyan el petróleo cambió a cómo podemos seguir con energías fósiles, pero de forma sustentable”, agregó Carol Perelman.

En la reciente COP, se contaron 600 integrantes de cabilderos de petróleo y hasta ahora, ha sido la delegación más grande y poderosa en términos de lobby. “Habla de algo contraintuitivo de acuerdo al discurso. También se espera que estos números aumenten, pues la próxima se hará en Dubái, un país más petrolero que Egipto”, dijo Andrés Cota.

“En las COP siempre queda pendiente el cómo. En París 2015 todos firmaron para reducir la temperatura que se ocasiona por el cambio climático, pero muchos países se han atrasado. Si seguimos con este ritmo, además de no frenar el aumento de temperatura, estaríamos aumentando 2.4 grados y sería catastrófico”, resaltó la química farmacéutica bióloga.

La huella del antropoceno que inicia con la revolución industrial, acentuó Carol Perelman, “tiene un impacto importante en nuestra salud, no es solo ‘contamino’. Afectamos al ambiente, los eventos climáticos, pero también a nuestra salud”.

El planeta “no nos lo vamos a acabar, eso es darnos demasiada fuerza como especie. Acabaremos con un tipo de biodiversidad y esta solo será una extinción masiva más, Como humanos, la que nos toca presenciar debería ser la más importante. Me reconforta a veces tener una visión más geológica y saber que el humano también está condenado a la extinción”, reflexionó el zoólogo.

Es una cumbre de cambio climático y tienes “a un montón de gente trasladándose en avión a este encuentro y creo que habría la opción de hacer una COP mucho más sustentable”, añadió Andrés a lo que completó Carol “hubo una historia de un profesor que se fue en bici, creo que desde Irlanda”.

Coca Cola fue uno de los principales patrocinadores de la COP y paradójicamente también es el mayor productor de plástico en el mundo. Esta empresa llevó la gestión de los medios y son quienes abonan a “las directrices de las narrativas que se van a contar’. ¿Qué tanto es un espectáculo?”, dijo Andrés.

¿Qué daños a la salud hay con el cambio climático?

Hubo un médico francés por los años 1900, René Larish que decía que la salud es la vida en silencio del cuerpo “y es cierto, te das cuenta que te importa tu salud cuando te duele algo, pero la pandemia lo cambió un poco porque nos preocupamos por la salud aun cuando no enfermamos”, expresó Carol.

En 1948, cuando se fundó la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estableció que la salud es el bienestar de diversos aspectos: físico, mental y social. “Pero no es suficiente. Vemos que la COVID-19, el zika o el ébola, son enfermedades que vienen del contacto del ser humano con animales y de hecho el 75% de las enfermedades provienen de esa interacción”, explicó Carol.

No se puede hablar de salud humana, sin hablar de la salud veterinaria y de la salud del ecosistema: tiene que verse como algo integral. “La salud humana depende de lo que sucede con el ganado, por ejemplo, de ahí vemos enfermedades como la gripe aviar o las vacas locas: claro que importa”, resaltó la divulgadora.

El cambio climático propicia cambios en las migraciones de muchos animales, sequías, inundaciones e impacta con la relación humana, por ello vivimos con la aparición de enfermedades. “Lo que le sucede al planeta sí nos impacta. 1.7 millones de niños mueren anualmente en el mundo por contaminación ambiental; o se inunda una tercera parte de Pakistán un efecto del cambio climático; las olas de calor que en Europa causó un exceso de mortalidad”, recapituló.

Los efectos del calentamiento global se abordan como algo lejano, pero la extinción de las especies ya está aquí. “Poco se habla de la extinción de los invertebrados. La tasa de declive de los insectos es 8 veces mayor que la de los anfibios. Las mariposas monarca ya están declaradas en extinción: se estima que queda el 20% de lo que había históricamente”, dijo Andrés.

¿Qué significa la salud planetaria? Andrés resaltó que se trata de tener biodiversidad: ambientes complejos, ricos que ofrezcan la posibilidad de adaptarse a cambios. “Si se genera menor biodiversidad, se vuelve una vida más frágil ante cualquier cambio”.

Es importante que existan plataformas como la COP para generar compromisos y metas para mitigar los efectos del cambio climático, “porque permite abrir el diálogo y se hace como una cascada. Como ciudadanos podemos hacer algo: empecemos por cambiar nuestro enfoque, el de nuestras familias y el de la comunidad”, dijo Carol.

“La ropa en particular es una huella ambiental bestial porque hay que generarla. Estamos en una era económica donde hay una sobreproducción de algo. Consumimos desbocadamente y hay un exceso de consumo innecesaria”, dijo Andrés.

Se habla mucho de los hidrocarburos, pero hay que pensar un uso eficientemente “porque cambiar todos los coches a eléctricos no es la mejor solución y Estados Unidos le apuesta a eso como si fuera la panacea. Imaginan tirar 2 mil millones de automóviles que existen hoy, generar 2 mil millones nuevos, pero tienes que generar baterías y electricidad para todos esos coches: no es realmente una solución”, reflexionó Andrés.

Es innegable que 8 mil millones de personas tendrán un impacto, pero hay medidas poco populares. “Es impactante que tengamos una isla de plásticos a medio pacífico más grande que Francia. Ahora también llegó a nuestro organismo. Deberíamos tener prohibido desechables. Esas acciones claro que ayudan, pero claro que necesitamos políticas públicas, conciencia global y que los acuerdos se cumplan”, recalcó Carol.

Carol mencionó que entre eso también se podría reusar la ropa, las bolsas y portar nuestros utensilios para evitar los desechables, pues un cambio de hábitos irá permeando en la realidad y es algo que tarde o temprano se tendrá que hacer.

Por: Leslie Almanza / NCC Iberoamérica.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
466 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por