Artículos o noticias

Barbasco, el tubérculo mexicano que dio origen a la píldora anticonceptiva

• Bookmarks: 11


México.

Una de las mayores contribuciones de la ciencia mexicana en la historia, fue el descubrimiento de la ruta química que permitió sintetizar la sustancia activa de la primera píldora anticonceptiva en 1951. Lo anterior, fue posible gracias a tres elementos principales: el barbasco, planta que crecía en gran medida en el sureste del país; los campesinos que la cultivaban y el químico mexicano Luis Ernesto Miramontes Cárdenas

“El barbasco, Dioscorea composita, como se le conoce científicamente, es un tubérculo que es enorme y llega a pesar hasta 60 kilos. Este tubérculo contiene unas sustancias químicas que durante décadas, científicos de todo el mundo habían estado buscando y lo encontraron en este tubérculo mexicano en los 40 ‘s. De ahí pudieron extraer esta sustancia, diosgenina, que dio pie para replicar fuera del cuerpo humano las hormonas esteroides”, explicó la historiadora de ciencia: Gabriela Soto L.

El llamado Barbasco, Cabeza de Negro y la Dioscorea composita, de Veracruz y Oaxaca, constituyeron la materia prima en la industria de las hormonas esteroides sintéticas, este tubérculo y en particular la sustancia que se obtuvo de él, la diosgenina, permitió crear testosterona y progesterona, estrógenos fundamentales en la regulación de procesos biológicos como el desarrollo fetal, el crecimiento y ciclo sexual del individuo. Antes del barbasco, las hormonas se obtenían de ovarios de cerdos y la orina de caballo.

“En Alemania ponían grandes cajas para que los soldados y los que iban a las cantinas, orinaran dentro de ellas porque necesitaban sacar un poco de testosterona. En la época de los 40’s valía más un gramo de progesterona que un gramo de oro. La diosgenina, (una sustancia que se encuentra dentro del tubérculo) es la que permite poner el piso para crear todas las hormonas sintéticas que se necesitan”, agregó la historiadora Gabriela Soto L.

A partir de los años 50, la demanda de barbasco creció en el país y se convirtió en una importante fuente de ingresos. Además, se creó el organismo gubernamental Proquivemex que contaba con su propia planta de procesamiento en la selva y fue Luis Ernesto Miramontes Cárdenas, estudiante de la UNAM, quien realizó la primera síntesis de la noretisterona: agente obtenido del barbasco utilizado para crear la primera píldora anticonceptiva que salió al mercado en Estados Unidos en 1961. 

“Tenemos una larga trayectoria desde antes del siglo XX, sólo que las narrativas y las grandes invenciones de las grandes de innovación, una narrativa que se cuenta desde fuera, entonces no nos podemos insertar dentro de esa narrativa. Por ello, se tienen que re-narrar esas historias de la ciencia y estar orgulloso de la gran trayectoria que tenemos en la tecnología, innovación y ciencia en nuestro país”, concluyó Gabriela Soto.

Por: Karen Rivera/Canal 22.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
208 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por