Artículos o noticias

Llamar a las personas por su nombre

• Bookmarks: 22


Jalisco, México.

Su nombre es Ryan Sallans, aunque no siempre fue así. Pasó de ser identificado como “Femenino Sallans” en el hospital en que nació, a llamarse Kimberly M. Sallans, nombre que lo acompañó durante 25 años. Hasta que se convirtió en quien realmente es: Ryan Sallans. Así, no sólo cambió su nombre, sino su identidad.

Para Ryan, no hay mejor definición para una persona que su nombre: “Hay mucho poder cuando podemos decir nuestro nombre y la gente lo utiliza. Captura quiénes somos, la esencia. Es importante respetar el nombre de la gente y usarlo”.

Aunque no se considera un vocero de la comunidad trans, Ryan Sallans compartió su historia de transición de mujer a hombre, para ayudar a que la gente entienda más sobre la identidad transgénero.

En una charla virtual que dio durante la FIL Guadalajara, platicó cómo comenzaron sus inquietudes sobre su género desde que tenía 3 años de edad, durante su pubertad, y hasta que cumplió 24 años y decidió aceptar su identidad: “No sabía si podía continuar en el mundo teniendo que fingir ser alguien que no era”, expresó.

“Tenía que honrar quién era… Fue un momento de revelación”, dijo al recordar en ese entonces haberse dicho a sí mismo con asombro: “Mira lo que pasa cuando honras una parte de lo que eres, mira lo que pasa y qué tan sanador es cuando nos permitimos ser nosotros mismos”.

Para Ryan, es importante decir en voz alta y compartir con otros el nombre que recibió al nacer porque “no sería quien soy sin esos 25 años de mi pasado, llevo conmigo ese pasado con respeto y consideración”.

No obstante, rescató que se debe respetar cuando algunas personas trans prefieren no decir el nombre que recibieron al nacer. “Es importante no preguntarles qué nombre tuvieron al nacer, y respetar el nombre que usan hoy, ese es su nombre”, enfatizó.

Según el experto en diversidad e inclusión, llamarle a las personas por su nombre, ese que eligen, es incluso más poderoso que su sexo, identidad u orientación, ya que “somos seres humanos completos, no somos una identidad, no somos una etiqueta”. Por eso, es que lo primero que dice siempre que conoce a alguien es: “Hola, mi nombre es Ryan”.

«Nunca le puedes decir a alguien quiénes son. Todos tenemos que descubrirlo por nosotros mismos«, manifestó.

La charla “ Hola, mi nombre es Ryan. La historia de un hombre trans”, está disponible en el canal de YouTube de la FIL, y puede conocerse más de su transición en su sitio web ryansallans.com.

Por: Dora Solís / NCC Iberoamérica.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
156 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por