Artículos o noticias

A diez años de su fallecimiento, la FIL realiza un homenaje a Carlos Fuentes

• Bookmarks: 17


Guadalajara, Jalisco.

En la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) se llevó a cabo la conferencia “Homenaje a Carlos Fuentes. Universo Carlos Fuentes: ficciones”. Una iniciativa que inició en 1994 por parte del mismo escritor y de Gabriel García Márquez. En octubre de ese año se estableció la Cátedra Latinoamericana “Julio Cortázar” en la Universidad de Guadalajara (UdeG) para rendir un homenaje a este gran escritor.

Este año en la FIL toca celebrar la memoria de Carlos Fuentes, quien cumple 10 años de su fallecimiento. Para rendirle homenaje a este maravilloso escritor, se decidieron los dos lados de sus obras. Por un lado están las ficciones. Por otro lado, ética y poéticas.

Hoy se llevó a cabo la de ficciones y los participantes escogieron cada uno una obra de Fuentes. En la mesa Consuelo Sáizar quien contó anécdotas de Fuentes, Alberto Manguel quien habló de Aura, Efraín Kristal sobre La frontera de cristal, Cristina Rivera Garza compartió sobre Myself With Others y Jorge Volpi contó acerca de Terra Nostra. Como moderador estuvo presente Jovany Hurtado, Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México, quien obtuvo el grado con mención honorífica con la tesis: Carlos Fuentes y su tiempo mexicano.

De posible candidato a la presidencia a escritor

Consuelo Sáizar fue la que inició el conversatorio. Agradeció primero a Silvia Lemus por seguir el legado de su fallecido esposo. Después contó varias anécdotas, en las que decía que Carlos Fuentes pudo haber sido presidente de México. Pues estudió derecho, además de estudiarlo en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y se le había ofrecido ser secretario de José Campillo Sainz (según la escritora contó con esos requisitos era suficiente). A lo que Carlos Fuentes respondió: “Yo he decidido ser escritor”.

“Los inmensos dones y talentos de Carlos Fuentes eran esos. Pudo haber sido presidente de México o lo que eligió ser un escritor inmenso de calidad universal”, dijo Cristina Rivera Garza.

Carlos Fuentes inauguró el modelo de escritor profesional en México, aquel que podría vivir de escribir del pago de las regalías de sus libros. También fue el primer autor en tener un agente literario.

Aura

El escritor Alberto Manguel tomó a Aura para homenajear a Fuentes. Esta obra es considerada como una de las más importantes de este escritor y una de las mejores de la narrativa mexicana del siglo XX. Una novela de amor y de suspenso. Manguel aseguró que Fuentes se inspiró en Silvia Lemus para hacer esta novela.

“Toma esa experiencia privada y la transforma a mil en su obra. Aura no es un homenaje al amor por Silvia, pero es una reflexión profunda e importante sobre la naturaleza del deseo erotico. El deseo apasionado resulta una mítica fuente de la juventud que permite al amante, sino al amado seguir en vida. Para Fuentes el deseo es obligatorio”, comentó Manguel.

Aura es una novela corta de ficción que reúne varios géneros: la novela fantástica, el realismo mágico y la novela gótica. La narrativa va más allá del mundo de lo real y lo irreal.

“En la ficción de Fuentes la felicidad y la infelicidad conlleva innumerables significados. Gracias a Fuentes, olvidar ya no es posible”, concluyó el escritor.

Terra Nostra

Terra Nostra es la novela más extensa del escritor mexicano, aparecida en 1975. Ganadora del premio Rómulo Gallegos en 1977 y según varios críticos una de las mejores de Fuentes. Lo consideran un título fundamental de la narrativa hispánica contemporánea. En ella el escritor hace un complejo recorrido por diferentes tiempos y espacios.

“Y si una novela de fuentes intenta llevar a sus últimas consecuencias esta voluntad demoníaca de provocar e intervenir de sus personajes es en Terra Nostra. La que a mi me parece la más osada, la más valiente y la más vigorosa muestra de su obra”, explicó Jorge Volpi.

Terra Nostra es un viaje por el tiempo que se remonta a la España de los Reyes Católicos en la que Felipe II es cegado por el poder.

“Terra Nostra» no solo es su obra maestra, constituye una imagen holográfica de lo que llamaría su poética. Es más que un mosaico de voces. Es un universo dentro del universo, casi una anomalía cósmica, me atrevería a decir un abujero negro. La edad del tiempo es el motor de su narrativa. Terra nostra no debe ser leída como una simple novela, es mucho más que eso. Es una llave, una trampa, un acertijo infinito”, relató Volpi.

Myself With Others

“Myself With Others” es un ensayo que originalmente se escribió en inglés en 1988. Un libro compuesto por diez ensayos y dividido en tres temas: autobiografía, política y su amor por la literatura. La publicación fue recibida elogiosamente por los medios estadounidenses, incluido The New York Times. El libro cierra con el discurso que Carlos Fuentes ofreció durante la ceremonia de graduación de la Universidad de Harvard.

“Carlos Fuentes no solo era el embajador de todo un país, sino de toda una lengua. Y la última sección del libro confirmó su papel”, reveló Cristina Rivera Garza, ganadora del Premio Shirley Jackson en 2018.

La frontera de cristal

En esta novela Fuentes reproduce la separación que se ha dado en México y Estados Unidos a lo largo de 200 años. Para el escritor, la frontera es una cicatriz. Ahí fue dónde México perdió la mitad de sus territorios.

“Los trabajadores mexicanos no están cruzando una frontera. Están cruzando una cicatriz”, citó Efraín Kristal, catedrático en el Departamento de Literatura Comparada de la Universidad de California.

En su libro habla sobre la discriminación, el racismo, la violencia, la sexualidad y el rencor. Fuentes siempre tuvo como eje central en “La frontera de cristal” a los trabajadores mexicanos en los Estados Unidos y siempre insistió que la prosperidad económica al norte de la frontera mexicana depende de la mano de obra mexicana. Aunque la política oficial de EE.UU. no reconoce este hecho.

“Para Fuentes los derechos humanos y económicos del trabajador que cruza la frontera en busca de un empleo real nunca fueron reconocidos. El doloroso abrazo de Mario Iglesias y el jóven, y la trayectoria de Juan Zamora, ponen al lector de Fuentes en contacto con las complejidades que están detrás de las heridas y las cicatrices que separan a los individuos de la frontera. Pero también están en ellos las semillas de la reconciliación”, declaró Efraín Kristal.

“La mejor manera de recordar a Carlos Fuentes, es leyéndolo”, concluyó Jovany Hurtado.

Por: Itzel Inda/NCC Iberoamérica

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
203 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por