Artículos o noticias

Mitad de muertes por COVID-19 en Brasil causadas por desigualdad

• Bookmarks: 14


La gravedad de la infección por COVID-19 causada por nuevas variantes del virus SARS-CoV-2, como Gamma, no fue la principal causa de muerte en pacientes hospitalizados con la enfermedad en Brasil, sino principalmente la desigualdad entre las regiones y las deficiencias en la atención de la salud, según un análisis del Imperial College London.

Un equipo internacional de investigadores siguió los datos de casi medio millón de brasileños no vacunados hospitalizados por COVID-19 en 14 capitales del país desde enero de 2020 hasta julio de 2021.

“Usamos datos de SIVEP-Gripe, un sistema de vigilancia del Ministerio de Salud (de Brasil) para casos severos y muertes por síndrome respiratorio agudo severo (SRAG), y de GISAID, un proyecto internacional de acceso abierto a datos genómicos sobre virus de influenza y coronavirus”, explicó Leonardo Bastos, investigador asociado del Programa de Computación Científica de la Fundación Oswaldo Cruz y coautor del estudio.

De la población total evaluada (480.157 personas), casi una de cada cuatro murió (119.395 muertes). La tasa de mortalidad, que es alta, aún puede estar subestimada porque faltaban informes clínicos para cerca de 12 por ciento de los hospitalizados ​​(56.441 personas). Con base en la proporción de muertes observadas en el estudio, los investigadores estimaron que más de 16.000 de estas personas murieron.

Después de analizar 18 meses, el equipo logró evaluar el período antes y después de la aparición de la variante Gamma en Brasil para comprender su impacto en la pandemia. Detectada por primera vez a fines de 2020, la variante se ha extendido rápidamente, pero no es la única causa de la gravedad de la pandemia en Brasil.

El estudio muestra que las tasas de infección y muerte por COVID-19 son más altas en las regiones norte, noreste y medio oeste del país en comparación con las regiones sur y sureste. Y gran parte de esto se debe a las desigualdades regionales en la infraestructura de atención médica.

Si no hubiera desigualdades geográficas prepandémicas (…) proyectamos que casi la mitad de las muertes causadas por COVID-19 podrían haberse evitado en el país”. Leonardo Bastos,

En marzo de 2020, por ejemplo, había 21,7 respiradores mecánicos por cada 100.000 habitantes en Macapá (capital del estado de Amapá, en la región Norte) contra 102,2 en Porto Alegre (capital de Rio Grande do Sul, en la región Sur). En la capital de Amapá también había 124,4 médicos por cada 100.000 habitantes contra 633,2 en Belo Horizonte (capital de Minas Gerais, en el sureste de Brasil).

“Este informe demuestra con datos consistentes algo que ya sabíamos por experiencia: si hubiéramos estado preparados en hospitales antes o durante la pandemia, se podrían haber salvado muchas vidas”, dice Paulo Brandão, profesor de la Universidad de São Paulo que no participó en la investigación.

A pesar del mayor riesgo que representa la variante Gamma, el estudio muestra que, en Manaos, por ejemplo, el aumento de muertes de personas hospitalizadas “se explica más cambios derivados de la presión por la atención hospitalaria que por el efecto directo de la variante en las tasas de mortalidad entre las personas hospitalizadas”.

Las tasas, continúa el estudio, están comenzando a caer de cara a la vacunación, pero aún queda un largo camino por recorrer.

“Sumado a la falta de vacunas, la celebración del fin de año y las fiestas de carnaval pueden ser una mezcla explosiva, porque no sabemos cómo se comportará el virus”, advierte Brandão. “Está claro que la inversión en salud pública es fundamental para que nos preparemos para las otras crisis que seguramente vendrán”, añade.

Enlace al análisis del Imperial College London.

Por: Meghie Rodrigues/ SciDev América Latina

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
189 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por