Artículos o noticias

Dulce Díaz y el arte de volver divertida la divulgación científica

• Bookmarks: 10


La bióloga y divulgadora de la ciencia ha encontrado en Tik Tok una plataforma capaz de llevar el conocimiento a las nuevas generaciones.

México.

Desde temprana edad tuvo gran curiosidad por las diferentes formas de vida en la tierra. De pequeña disfrutaba alimentar en compañía de su padre a los peces que tenían en casa. Ante la negativa que sus progenitores tuvieron a comprarle su propia pecera, Dulce hizo de una caja de cartón con fondo azul y las imágenes de sus peces favoritos, su propio ecosistema.

Sus ganas de aprender acerca de los seres vivos se reforzaron durante los años de secundaria, con las visitas al laboratorio de la escuela, que, si bien no eran muchas, fueron las suficientes para que su curiosidad no se apagara.

Ahora, a sus 23 años de edad, Dulce Belém Díaz Mera es una de las divulgadoras científicas con más alcance en redes sociales en Latinoamérica, tan solo en Tik Tok cuenta con un millón de seguidores y más 18 millones de likes en sus contenidos.

Fue en 2011 cuando nació su proyecto de divulgación Pregúntale al biólogo, una iniciativa cuyo primer objetivo era resolver las dudas y curiosidades que sus compañeros de secundaria pudieran tener sobre el estudio de la vida, y que con ayuda de su profesor podía responder.

Sin embargo, pasaron muchos años para que el proyecto se convirtiera en lo que es hoy en día, pues luego de reparar en la responsabilidad que tenía como divulgadora científica decidió pausarlo. “Incluso cuando ingresé a biología yo decidí no arrancar el proyecto, yo sentía que no tenía la formación de alguien que es científico, yo no quería desinformar a las personas”, enfatizó Dulce.

No fue hasta la mitad de la carrera que decidió ponerse en marcha. Actualmente Dulce reconoce que es mucho más consciente del peso que sus contenidos pueden tener en la vida de las personas, considera que cada palabra que dice debe pensarla dos veces, para que no esté sujeta a malas interpretaciones. Y no es para menos, pues “hay videos que han tenido 10 millones de reproducciones, con ese nivel de alcance hay que ser muy conscientes de cada palabra que decimos”, señala.

La pandemia ayudó a visibilizar el peso que tiene el trabajo de divulgación de la ciencia para la sociedad y el medio ambiente. Dulce señala que durante 2020: “el papel de los divulgadores fue muy importante. Yo he visto médicos en Tik Tok y en You Tube tratando de esclarecer teorías de conspiración o productos milagro, gracias a los divulgadores científicos se han salvado muchas vidas”.

La ganadora de dos premios de la juventud en los municipios de Pachuca y Mineral de la Reforma, es oriunda de la Ciudad de México, lugar donde pasó sus primeros años de vida. Posteriormente se mudó a Pachuca, donde estudió la licenciatura en Biología en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Dulce confiesa que ser divulgadora científica no es una labor sencilla. Detrás de los contenidos de Pregúntale al biólogo hay por lo menos 12 horas diarias de trabajo, cursos de marketing, copywriter, comedia, monólogos, memes e incluso rap, herramientas que articuladas le han servido para sacar la ciencia de las aulas y llevarla a los teléfonos celulares, ya que considera que, si como investigador “no compartes lo que descubriste, entonces no lo descubriste, no estas aportando algo realmente”, enfatiza.

En sus videos a veces es una hormiga o un limón, en ocasiones rapea o hace experimentos, ya que señala que uno de sus mayores retos ha sido convertir a la biología en algo divertido, capaz de entretener y enseñar al mismo tiempo. “Justo me di cuenta de que lo complicado es eso, hacer entretenida la ciencia para las personas, si nosotros asumimos un interés previo de la gente y no nos esforzamos por crearlo no estamos haciendo un buen trabajo”.

Fue a base prueba y error que encontró en Tik Tok, su plataforma perfecta para generar cultura científica en las personas, pues al tratarse de contenidos breves, es mucho más sencillo que las personas los consuman, además se trata de una red social en crecimiento, y “como Tik Tok está pasando por ese proceso te vuelves una referencia para las personas. Si iba a dedicarle mi tiempo lo iba a ser en la red que me diera más alcance”, comenta.

La ahora tiktoker de la biología se muestra sorprendida por la respuesta de las personas: “yo no medía cuánto impacto podía tener, incluso una persona me llegó a agradecer por ayudarlo a tratar una picadura de viuda negra”. Confiesa que ese tipo de agradecimiento es lo que la motivan a seguir creando contenidos que logren generar conciencia ambiental en las personas.

Hay en sus palabras luces de esperanza, por un mañana con personas no solo más informadas, sino también más responsables sobre el impacto de sus acciones con el medio ambiente. “Se pudieron haber evitado muchísimos problemas ambientales si realmente fuéramos conscientes de nuestro impacto ambiental. ¿Qué nos queda ahora? tratar de concientizar a las futuras generaciones”, enfatiza.

Dulce piensa que aquella pequeña infanta que pegaba peces en cajas de cartón, y cuya curiosidad la llevó a crear Pregúntale al biólogo a los trece años, seguramente estaría satisfecha de su yo del futuro: “no soy infeliz con mi vida ahorita, no me estoy arrepintiendo, todo va bastante bien. Si siempre actuamos bien, con amor por las cosas, yo creo que la vida te lleva por un buen camino”.

La también tallerista y conferencista espera que su iniciativa continúe dando frutos como hasta ahora y se vuelva un proyecto consolidado, con instalaciones propias, oferta de talleres, conferencias y expediciones, incluso, contar con un micro museo vivo con algunas especies, y que de las ganancias generadas un porcentaje se vaya a proyectos de conservación.

Por ahora, tiene fe en que cada día nos volvamos sociedades más informadas, pues para generar cultura científica es necesario que cuestionemos la información que consumimos: “cuestiónense todo, van a encontrar en internet muchas cosas que se hacen pasar por ciencia, pero no lo son. Duden de todo, así se los diga yo, somos personas y estamos propensos a equivocarnos”.

Por: Karla Elizabeth Martínez Cruz.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
3296 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por