Artículos o noticias

Acompañamiento y autoexploración: esenciales para las sobrevivientes del cáncer de mama

• Bookmarks: 15


Jalisco, México.

Conocer el cuerpo, llevar un estilo de vida saludable y estar informadas, son sólo algunas herramientas con las que las mujeres pueden contar para prevenir y enfrentar un diagnóstico de cáncer de mama.

El cáncer de mama detectado a tiempo es curable en un 90 por ciento de los casos, por lo tanto es donde debemos poner atención. De igual manera, la mastóloga Carola Allemand, sugirió que es importante saber que hay diferentes tipos de cáncer.

“Se originan dentro de las células de la glándula mamaria. En algún momento se descontrolan y empiezan a crecer. Se hacen unas ‘semillitas’ que se hacen cada vez más grandes. El cáncer puede llegar desde la mama hacia la axila y otros órganos de nuestro cuerpo, en ello se diferencia un cáncer invasor o preinvasor. Es importante no compararse entre pacientes”, explicó la especialista.

Cuando tenemos un diagnóstico de cáncer de mama, ¿cómo es mejor apoyar? 

Susana Lara, docente y sobreviviente al cáncer de mama, compartió su experiencia. “En mi caso, mi familia estuvo conmigo en todos los aspectos y estoy agradecida. Cuando recibes la noticia te paralizas, pero sí es muy importante la actitud, el acompañamiento, pero algo que me cambió la vida fue el apoyo emocional de un profesional”.

Para Susana, la Fundación CIMA fue clave para su proceso emocional. “Hay especialistas específicos para nosotras: la psico-oncóloga. Me dieron herramientas importantísimas y básicas. La familia a veces no sabe cómo apoyarte. Hay cambios de humor derivados de los tratamientos, es involuntario y la familia no sabe cómo sobrellevarlo”.

Socorro Aguilar, cosmetóloga y sobreviviente al cáncer de mama, reconoció que es complicado manejar el diagnóstico del cáncer. “Primero se necesita información para no sentirte a la deriva y evitar pensar directamente en la muerte. Todos vivimos procesos distintos con el cáncer, pero yo creo que es fundamental ir de la mano con un profesional emocional y tener información”.

Además de vivir el proceso informada, Socorro cree que el acompañamiento de familia, amigos y profesionales, el compartir y convivir con mujeres que pasan o pasaron por la misma situación, dan fortaleza y recomienda buscar ese tipo de ayuda.

¿Se puede ayudar a prevenir el cáncer desde la educación?

Carola Allemad resaltó que la Fundación CIMA se creó para darle todas las herramientas posibles a las mujeres para que lleven mejor la enfermedad, entre ellas educación con información. “Con educación sí contribuyes. Lo ideal es mantener una dieta balanceada, evitar alimentos procesados, tomar poco alcohol, actividad física y realizar estudios: esto puede reducir hasta un 40 por ciento el cáncer. Además, recordemos que el diagnóstico precoz da una probabilidad de curación altísima”.

Carola sugirió que la información y la promoción del autoconocimiento se debe transmitir desde temprana edad. “Desde que somos niñas, debemos acostumbrarnos a la revisión y exploración de las mamas para conocerlas y que cuando haya alguna anomalía, podamos detectarla”.

Hay ciertas señales en la autoexploración que no son preocupantes, ¿pero cómo se puede mantener una revisión adecuada? “Yo prefiero no dar tantas indicaciones, prefiero acompañarlas en ese proceso para que se sientan cómodas tocando sus mamas: mirándose al espejo, al bañarse o al aplicarse alguna crema para que revisen toda la mama de manera cómoda y se conozcan”.

Algunos signos de alerta son clave, pero no todos significan un peligro. “Es importante conocer nuestras mamas para estar atentas a los cambios. Si aparece algún hundimiento, secreción a través de los pezones, si las mamas tienen diferente tamaño, textura o coloración; todo eso nos tiene que llevar a la consulta. El dolor no necesariamente, puede ser cíclico y más común en el proceso de la menopausia, pero cuando algo te llame la atención siempre debes consultarlo”, agregó la especialista.

El tratamiento puede cambiar la percepción de la mujer

En el caso de Socorro, el tratamiento la afectó mucho anímicamente. “El sentirte más cansada de lo normal, el ver tu imagen en el espejo, sin cejas, poco cabello, el tono distinto de tu piel, te cambia la perspectiva de quien eres y qué no quieres ser. Yo me enfrentaba a una imagen muy fuerte y muchas veces me dije ‘esto no soy yo, esto no puedo ser yo’. La terapia es relevante porque te van llevando en un proceso de comprensión y aceptación”.

“Yo muchas veces me resistía a descansar aunque mi cuerpo me decía que estábamos cansados: yo insistía. Aprendí a escuchar a mi cuerpo, a darme mi tiempo. Aprendí a escucharme, pero todo esto es parte del aprendizaje. Recomiendo ser paciente y compartir con otros lo que se está viviendo”, concluyó.

Susana, en cambio, no quiso detenerse tanto. “Es importantísimo tener actividades recreativas y escuchar a tu cuerpo. Los primeros días que se recibe la quimio, el cuerpo sí pide oportunidad de reponerse, pero es importante salir a caminar o realizar cualquier actividad que te llene de paz cuando te sientas con más energía porque se vuelve como otra terapia”.

Cuando se menciona la palabra cáncer, normalmente viene acompañado de este miedo a la muerte, pero, ¿de qué manera cambiamos esta perspectiva? Carola refuerza la idea de la existencia de organizaciones que den apoyo porque ayudan a cambiar esta perspectiva y difundir la importancia del diagnóstico precoz. Además, es importante transmitir esperanza e información con empatía. 

Para concluir, Socorro invita a todas las mujeres a vivir cada día como si fuera el último. “Finalmente, lo que me queda siempre es disfrutar a la familia, los amigos o el trabajo. Vivimos tan rápido, que no nos detenemos a valorar lo que nos rodea y a nuestra propia vida. Debo reconocer que yo no tenía la cultura de la autoexploración, pero mi esposo insistió en que fuera a revisarme y por ello, el diagnóstico fue oportuno. Ahora comparto esta cultura”.

Los participantes

En la edición de octubre de #DiálogosNCC: “Sobrevivir al cáncer”, por el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, nos acompañó Carola Allemand, mastóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Mastología; Susana Lara y Socorro Aguilar, dos pacientes que sobrevivieron al cáncer de mama; con la moderación de la comunicadora Laura Blanco, quien también es sobreviviente de cáncer de mama.

Por: Leslie Almanza / NCC Iberoamérica

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
184 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por