Artículos o noticias

El Museo Reina Sofía agrega nuevas obras a su muestra permanente

• Bookmarks: 16


 

El Museo Reina Sofía presenta el tercer episodio de la importante reordenación de su colección «Pensamiento perdido, autarquía y exilio», concentra más de 300 obras realizadas por un centenar de artistas que nos aproximan al complejo contexto en el que vivieron tanto los creadores que permanecieron en España como aquellos que se exiliaron a consecuencia de la Guerra Civil; así como las aportaciones realizadas en el terreno cultural y artístico entre 1939 y los años 50, dentro y fuera del país.

“Están en la frontera que no están ni en un país ni en otro porque son parte de los países de acogida tanto arquitectos como autores tenemos a Renau, que desarrolló una obra importantísima en México o Francesc Tosquelles en Francia, pero que nunca acaban de ser ni de ese lugar ni del otro”, comentó el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Ville.

El recorrido parte de una España triunfal con la entrada del ejército franquista en Madrid, que contrasta con la sala, el pan y la cruz, donde autores como José Gutiérrez Solana y Aurelio Suárez retratan el silencio, el hambre y las prisiones de un país deprimido por la autarquía.

El espectador descubrirá expresiones artísticas de la primera modernidad surgidas durante el franquismo como ‘Idilio atómico y uránico melancólico’ de Salvador Dalí, o la serie de Enrique Herreros, ‘La tauromaquia de la muerte’, expuesta por primera vez. Al tiempo que ‘Composición abstracta’ de Delhy Tejero y los primeros trabajos de Antonio Saura o Manuel Millares nos acercan a las experimentaciones abstractas en la España de la posguerra.

La arquitectura toma su lugar a través de la recreación del pabellón diseñado por José Antonio Coderch para la Trienal de Milán en 1951. El periplo de los expatriados se abre también pasó con el cuadro ‘Monumento a los españoles muertos por Francia’ de Pablo Picasso o las fotografías de Robert Capa que captan el horror vivido por los republicanos en diferentes campos de concentración. Un tema recurrente a lo largo de la muestra, tal y como señaló la jefa de colecciones del Museo, Rosario Peiró.

“De esta presentación, que tiene más sentido que nunca en el momento en el que nos encontramos, en un momento de crisis migratoria global y en el que el exilio no solamente es un recuerdo del pasado, sino que se convierte en nuestro presente”, dijo Peiró.

Partiendo del destierro, la muestra se centra en el trabajo realizado fuera de España, en el que Latinoamérica se convierte en una oportunidad. La Exposición Internacional de Surrealismo organizada en México por André Breton, nos enseña obras de pintores exiliados como ‘El hambre’, de Remedios Varo y de artistas locales de la talla de Diego Rivera con ‘Los vasos comunicantes’.

Otra novedad de la muestra son las ochenta y seis estampas de la Revolución Mexicana del Taller de Gráfica Popular, un colectivo de grabados fundado en 1937 para apoyar las causas sociales revolucionarias asociadas a la izquierda europea.

La colección cierra con una sala que recupera obras expuestas en los Estados Unidos por dos autores que abandonaron el país en busca de nuevas experiencias. José Guerrero evoca con sus pinturas sus recuerdos de España, mientras que Esteban Vicente se basa en el collage para desarrollar una obra más americana durante el exilio cultural.

Por: EFE.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
133 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por