Artículos o noticias

Innovador sistema disminuye contaminación por plásticos en los ríos

• Bookmarks: 22


Un innovador sistema que captura desechos en los ríos se ha instalado sobre el río Juan Díaz, al sureste de la provincia de Panamá, como parte de un proyecto mundial que tiene como objetivo disminuir la contaminación de plásticos en estos cuerpos de agua.

El mecanismo, bautizado como Wanda Díaz (de Wheel and Action, y Díaz, por el nombre del río), funciona con una rueda impulsada por la energía hidráulica que genera el río y que, a su vez, mueve una banda transportadora que captura la basura flotante en el agua de manera autónoma, al tiempo que recopila datos útiles para la toma de decisiones.

La rueda también cuenta con paneles solares que proporcionan energía cuando el impulso hidráulico es insuficiente.

A medida que los desechos suben por la banda transportadora principal, se hace una separación sobre la misma barcaza del material reciclable, colocándolo en una segunda banda transportadora, desde donde es trasladado a un centro de acopio temporal. El resto de los residuos son procesados como desechos.

“Wanda Díaz” es la primera rueda capaz de capturar basura de los ríos instalada en América Latina. Entre otros aditamentos, cuenta con paneles solares que brindan energía cuando el impulso hidráulico no es suficiente. Crédito de la imagen: Cortesía de Marea Verde para SciDev.Net

El proyecto fue desarrollado por la Coalición para las Corrientes Limpias (Clean Currents Coalición (CCC), en inglés), un proyecto conjunto entre el Laboratorio de Ciencias Oceánicas Benioff de la Universidad de California Santa Barbara, y la Fundación Coca Cola.

El material recogido por la rueda será analizado “para poder abordar la raíz de la contaminación, publicando resultados, sugiriendo políticas públicas y trabajando con las comunidades”, se informó durante el lanzamiento (22 de setiembre).

El sistema, desarrollado por la compañía Clearwater Mills, de Baltimore (Estados Unidos), está siendo implementado por la Asociación Marea Verde Panamá, una organización sin fines de lucro que busca crear conciencia sobre la mitigación de la contaminación por desechos sólidos en los ríos y costas de Panamá. La organización desarrolla iniciativas piloto de limpieza en la cuenca del Río Juan Díaz, e implementa campañas de sensibilización y alternativas sostenibles de disposición de desechos.

“Para nosotros es importante poder separar y recuperar lo que es reciclable, porque en las caracterizaciones que hemos hecho en tres ríos de Panamá, incluyendo el Juan Díaz, hemos encontrado que casi el 50 por ciento de los desechos son plásticos”, afirmó Endara durante la rueda de prensa de presentación de Wanda Díaz.

Se estima que en la ciudad de Panamá se generan entre 2.500 y 4.000 toneladas de basura diariamente, de las cuales el 30 por ciento no se recoge y termina en las calles, en los ríos y en el mar, añadió.

La asociación Marea Verde es uno de los ocho proyectos que la CCC tiene en todo el mundo. Los otros siete son: Costa salvaje, en el cañón de los Laureles, en el afluente del río Tijuana (México); The Ocean Cleanup, en el puerto de Kingston (Jamaica); Ichthion, en río Portoviejo (Ecuador); Smart Villages + Chemolex, en el río Athi (Nairobi); Ocean Conservancy, en el río Rojo (Vietnam); TerraCycle Global Foundation, en el canal de Lat Phrao (Tailandia) y Greeneration Foundation, en el río Citarum (Indonesia).

Douglas McCauley, profesor de la Universidad de California Santa Bárbara, y director de la Benioff Ocean Initiative, dijo a SciDev.Net que la lección más importante que han aprendido después de desarrollar estos proyectos es que todos los ríos no son iguales.

“Debido a que cada río es diferente, se debe adaptar un dispositivo de interceptación de plástico y un programa para que funcione de manera óptima en ese río en particular”.

Douglas McCauley, director del Laboratorio de Ciencias Oceánicas Benioff de la Universidad de California Santa Barbara

Factores únicos como el flujo del río, los patrones de lluvia y los patrones de tráfico fluvial influyen en cómo se puede personalizar un sistema de captura de plástico fluvial para alcanzar el máximo rendimiento, prosigue.

“Debido a que cada río es diferente, se debe adaptar un dispositivo de interceptación de plástico y un programa para que funcione de manera óptima en ese río en particular”, explica.

También señala que parte del equipo de la CCC está comunicando los datos sobre plástico capturado en los ríos a las comunidades locales, un trabajo de comunicación que “también debe adaptarse para resonar respetuosamente en las muy diversas y diferentes comunidades donde se lleva a cabo este trabajo”.

Para Juan Darío Restrepo, profesor emérito de la Escuela de Ciencias Aplicadas e Ingeniería de la Universidad Eafit de Medellín (Colombia), y quien ha dedicado buena parte de su investigación al estudio del estado de los ríos colombianos, la importancia de contener la contaminación por plásticos en los ríos va más allá del impacto visual de ver los PETS (tereftalato de polietileno) y bolsas flotando en la corriente y depositadas en las márgenes de los ríos.

“Aquí, al igual que en los océanos, los plásticos se depositan en los fondos de los ríos y se fragmentan en microplásticos. Este proceso afecta la cadena trófico-alimenticia de los organismos y peces que absorben estos microplásticos y que obstruyen sus sistemas digestivos. Este impacto, con el tiempo, reduce considerablemente la pesca en los ríos, de la cual dependen muchas comunidades vulnerables”, afirma Restrepo.

McCauley concuerda: “Somos una de estas especies afectadas por el plástico. Los investigadores han encontrado contaminación plástica en la comida marina con la que alimentamos a nuestras familias. Incluso, se ha encontrado este material en placentas humanas. Hay muchas preocupaciones entre los expertos en salud pública sobre los efectos que este plástico tiene en nosotros”, señala.

Para Restrepo, proyectos como el recién presentado en Panamá son válidos y pertinentes, pues “crean conciencia”, a pesar de que el problema es de escala y de las fuentes de contaminación.

“Si no se controlan las causas y fuentes, limpiar los ríos en nuestros países es prácticamente imposible, la escala del problema es macro y no es puntual o regional”, concluye Restrepo.

Este artículo fue producido por la edición de América Latina de SciDev.Net

Por: Nicolás Bustamante Hernández

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
166 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por