La “vacuna vegetal”, una apuesta de origen natural para combatir la COVID-19

 -  -  15


Argentina.

En este invernadero se cría la primera planta de la que se podría obtener una vacuna contra la COVID-19: la Nicotiana benthamiana. Los canadienses Medicago y los británicos GlaxoSmithKline se encargan del estudio. 20 mil personas en América y Europa se han inscrito para los ensayos: 7 mil en Argentina, la mayoría jóvenes preocupados por la demora en la llegada de vacunas o atraídos por el proceso natural de producción.

“Es la primera que se produce naturalmente dentro de una planta: se introduce el ADN y ahí se produce la proteína de la espiga como en una partícula que es muy parecida al coronavirus que no puede infectar. Uno la retira, la ingresa en la vacuna y le agrega un potenciador para la respuesta inmunológica”, crea hasta 50 veces más anticuerpos que otras vacunas, según los primeros estudios de esta “vacuna vegetal”.

Giselle Leclerc, es una de las voluntarias argentinas de las pruebas de las vacunas Medicago. Como periodista de la revista Noticias, había escrito mucho sobre vacunas contra la COVID-19 y quería conocer el proceso de pruebas por dentro. Su participación despertó la curiosidad de amigos y familiares.

“Hay una búsqueda de las cosas naturales, de ir hacia otro tipo de alimentación, hacia otro tipo de consumo, entonces en este contexto, se puede despertar más el interés entre vegetarianos y veganos, una vacuna de origen vegetal”, opinó la periodista.

Más allá de que las vacunas contra la COVID-19 son de origen animal, Medicago ha atraído muchos voluntarios vegetarianos y veganos en Argentina. En este país de tradición ganadera y carnívora, segundo mayor consumidor de carne vacuna per cápita del mundo, la población vegetariana y vegana crece hasta sobrepasar el 10 por ciento del total.

Juan Esteche, nutricionista vegano y activista socioambiental, considera que es una apuesta ética: “esto de ligar el consumo animal a todos los problemas ambientales y todo lo que genera. Quitar los alimentos de origen animal es muy polémico aquí en Argentina por todas las tradiciones arraigadas, pero es algo que cada día las personas van tomando conciencia”, dijo. Pese a que la vacuna fue probada en animales, Esteche considera que su origen vegetal es una buena noticia para los veganos.

Los ensayos de la vacuna vegetal avanzan en una Argentina que ocupa el décimo puesto entre los países latinoamericanos con más porcentaje de población inoculada contra la COVID-19 con dos dosis.

Por: Deutsche Welle.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
152 vistas
bookmark icon
Diseño y Hosting web por