Artículos o noticias

Un fósil hallado en China da nuevas claves para conocer el origen de las aves

• Bookmarks: 10


 

Algunos de los fósiles del Jurásico mejor conservados del planeta se encuentran en el noroeste de China, concretamente en la Biota de Yanliao. También se conservan otros en Alemania, en la caliza de Solnhofen del Jurásico superior, donde hallaron restos del género extinto de aves primitivas Archaeopteryx, el avial más antiguo conocido hasta la fecha que pudo haber volado. Sin embargo, la escasez de restos ha creado un vacío de unos 30 millones de años hasta el registro más antiguo conocido de aves cretácicas.

La importancia de los dinosaurios avianos del Jurásico radica en que son clave para descifrar el origen evolutivo de la morfología de las aves, además de que existe controversia sobre su filogenética. De ahí, lo significativo del hallazgo que ha publicado la revista Nature sobre un nuevo terópodo avial de 150 millones de años de antigüedad, procedente del condado de Zhenghe, en la provincia de Fujian (China).

Se trata de una nueva especie, denominada Fujianvenator prodigiosus, que presenta un extraño conjunto de morfologías que comparte con otros avianos, troodóntidos y dromaeosaurios, lo que demuestra el mosaico evolutivo que supuso el desarrollo temprano de las aves.

“El miembro posterior de Fujianvenator es notablemente alargado. En particular, la parte inferior de la pata (que llamamos tibia) es dos veces más larga que el muslo (fémur), lo que es único entre los terópodos no avianos y los terópodos avianos, en los que el fémur es más largo que la tibia o solo ligeramente más corto que ésta”, dice a SINC Wang Min, autor principal del estudio y experto en paleontología de vertebrados en la Academia de Ciencias de China (IVPP, por sus siglas en inglés).

Además, añade Min, “estas extremidades inferiores alargadas nos llevan a interpretar a Fujianvenator como un corredor de alta velocidad o un limícola de patas largas que vivía en un entorno pantanoso, lo que representa una adaptación ecológica desconocida hasta ahora de los terópodos avianos del Jurásico».

El análisis y descripción de los restos, realizado en colaboración con el Instituto de Estudios Geológicos de Fujian (FIGS, por sus siglas en inglés), demuestra que se produjeron marcados cambios en el plan corporal a lo largo de la línea avial temprana, “impulsados en gran medida por la extremidad anterior, dando lugar finalmente a la proporción típica de las extremidades de las aves», señala Min.

«Sin embargo, —continúa— Fujianvenator es una especie extraña que divergió de esta trayectoria principal y evolucionó hacia una extraña arquitectura de las extremidades posteriores».

Fujianvenator es un avialano del tamaño de un faisán koklas ​(Pucrasia macrolopha), con una masa corporal estimada de aproximadamente 641 g, que posee una extremidad anterior emplumada. Asimismo, es poco probable que fuera herbívoro, ya que sus parientes cercanos no lo son.

“Los fósiles de avianos del Jurásico son extremadamente raros y están restringidos espacial y temporalmente, lo que dificulta nuestra comprensión de la historia profunda de la evolución de las aves. El nuevo avialano representa uno de los miembros más jóvenes y geográficamente más meridionales de los avianos del Jurásico, lo que aporta nueva información sobre esa etapa evolutiva crítica en el origen de las aves”, argumenta el investigador.

El descubrimiento de la fauna de Zhenghe

Durante el Jurásico tardío y el Cretácico temprano, el sureste de China sufrió una intensa actividad tectónica debido a la subducción de la placa paleopacífica. Este hecho dio lugar a un magmatismo generalizado y a cuencas de depresiones de fallas, que es donde se descubrió a Fujianvenator. Este trasfondo geológico es esencialmente el mismo que en el Jurásico tardío del norte y noreste de China, donde se conserva la Biota de Yanliao más antigua.

Según Zhou Zhonghe, del IVPP y coautor del estudio: “La extraordinaria diversidad, la composición única de los vertebrados y el paleoambiente indican claramente que esta localidad documenta una fauna terrestre a la que hemos dado el nombre de Fauna de Zhenghe”.

“Podríamos decir que los avianos del Jurásico son el antepasado directo de las aves, y que esas primeras aves (los avianos) se ramificaron de los terópodos a finales del Jurásico”, explica Min.

La datación radioisotópica in situ y los estudios estratigráficos circunscriben esta fauna de al periodo comprendido entre 150 y 148 millones de años. Por tanto, Fujianvenator documenta uno de los miembros estratigráficamente más jóvenes y geográficamente más meridionales de los avianos del Jurásico.

«Además de esta especie, hemos hallado otros vertebrados en abundancia, como teleósteos, testudines y coristoderos», añade Xu Liming, del FIGS, coautor principal del estudio.

El descubrimiento de esta fauna de abre una nueva ventana al ecosistema terrestre del Jurásico tardío, y el equipo de investigación conjunto del IVPP y el FIGS tiene previsto continuar su exploración de Zhenghe y las zonas cercanas.

Por: SINC.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
391 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por