La sonda Juno vuela sobre una de las lunas de Júpiter

 -  -  12


EE. UU.

Juno, la sonda espacial de la NASA y la fotógrafa de Ganímedes, una de las lunas de Júpiter tomó imágenes mientras sobrevolaba este satélite natural, mostrando lo más cerca que han estado de la esa luna en los últimos 21 años. Las imágenes que tomó Juno, además de mostrar lo hermosa que es Ganímedes, también brinda información sobre ella y sobre el planeta que orbita.

La sonda espacial Juno despegó rumbo a Júpiter hace casi diez años. Llegó al planeta gigante en julio de 2016. Es la primera sonda que opera en Júpiter utilizando energía solar. Juno tiene como objetivo entender el origen y evolución del planeta más grande del sistema solar y para eso va bien equipada. Lleva consigo varios instrumentos que le permitirán estudiar el núcleo de Júpiter, cartografiar su intenso campo magnético, medir la cantidad de agua y amoníaco en su atmósfera y observar las auroras del planeta.

Además de ver a Júpiter desde muy cerca, Juno está empezando a perseguir nuevos objetivos que le llevarán a estudiar de cerca tres de sus cuatro lunas más importantes Ío, Europa y Ganímedes. Júpiter tiene 79 satélites naturales, pero Ganímedes es muy especial. No sólo es una luna más grande, sino que es la luna más grande en todo el sistema solar, incluso mayor que el planeta Mercurio.

La información que recaude Juno ayudará a conocer más sobre la composición de Ganímedes, su ionósfera, su magnetósfera y su superficie de hielo. Por ejemplo, instrumentos de la nave espacial que permitirán estudiar de cerca la corteza de hielo de la luna, obteniendo datos sobre su composición y temperatura. Durante su sobrevuelo, Juno también realizó un experimento que nos permitirá entender mejor la relación del campo magnético de Ganímedes con el de Júpiter y cómo éste afecta a su superficie.

La sonda espacial hizo mediciones del entorno de radiación cerca de Ganímedes, algo que beneficiará a misiones futuras al sistema joviano, es decir, a Júpiter, sus anillos y sus lunas. Por ejemplo, JUICE, de la Agencia Espacial Europea y algo similar en el entorno de Europa, que provee datos para la misión Europa Clipper que orbitar a esa Luna en los próximos años. Conocer los niveles de radiación es fundamental para la seguridad de estas misiones espaciales.

Juno aprovechó al máximo la oportunidad de ver a Ganimedes desde tan cerca. A poco más de mil kilómetros. La sonda pasó muy rápido, a 19 kilómetros por segundo o 68 mil kilómetros por hora, como si sobrevolara 190 canchas de fútbol por segundo. En total, el sobrevuelo duró 25 minutos, pero la información que recabó es suficiente para mantener a los científicos ocupados por un buen tiempo.

Por: NASA.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
241 vistas
bookmark icon
Diseño y Hosting web por