Artículos o noticias

La agroecología, una práctica que mejora el uso del suelo

• Bookmarks: 28


México.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), define la agroecología como una disciplina científica que estudia la interacción de los diferentes componentes del suelo para generar prácticas que estabilice la producción de alimentos con base en la conciencia social y en los conocimientos de los guardianes reales de la Tierra, los agricultores.

En México, el uso de este concepto se ha visto frenado por la llamada Revolución Verde, que se impulsó en la segunda mitad del siglo XX y que tenía como objetivo principal aumentar la productividad.

“¿Cuál es la lógica de la revolución verde? Las plantas se nutren con fertilizantes, y lo metemos en todos lados, en el suelo. El suelo es un sustrato y el problema es que hay otras plantas que no nos gustan, que se aprovechan de esos fertilizantes. Después metemos pesticidas. Y entonces ponemos por un lado fertilizante y por otro ponemos el veneno para tener una mayor eficiencia, producción. El problema es que no se considera que el suelo no es sustrato”, explicó Luis Zambrano, investigador del Instituto de Biología de la UNAM.

El suelo es todo un ecosistema por sí solo. El suelo tiene hongos, bacterias, tiene lombrices e insectos. Tiene todo lo que le permite generar un ecosistema que es el que le ayuda a crecer a la planta. La agroecología es lo contrario. La agroecología es en qué ecosistema estoy y cómo puedo aprovechar ese ecosistema. La misión es trabajar con el ecosistema y no en contra de sí la agroecología busca tener una mejor calidad en la producción de alimentos a corto, mediano y largo plazo.

Un ejemplo de esta práctica puede verse en Xochimilco, sitio al que Luis Zambrano llama un socio ecosistema. “Xochimilco es el mejor ejemplo de cómo se puede generar desarrollo sin tener que destruir el ambiente, sin tener que reducir los beneficios que el ambiente nos da a la sociedad”, subrayó Luis Zambrano.

El biólogo mexicano es coautor del libro Xochimilco en el siglo XXI, editado por Turner, en el que muestra un diagnóstico de las prácticas milenarias y actuales en este ecosistema, como la siembra de agua, ejotes y la creación de refugios para las especies nativas, que pueden ser una cura para la restauración de la naturaleza. Sin embargo, también presenta un panorama de cómo estas zonas se han visto afectadas por la urbanización, el turismo y la modificación de chinampas en canchas de fútbol.

Por: Canal 22.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
366 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por