Artículos o noticias

«El cielo no es el límite»: Katya Echazarreta

• Bookmarks: 19


Guadalajara, Jalisco.

«Cuando tenía siete años, dije dos cosas: ‘Voy a trabajar en la NASA y voy a ir al espacio». Con estas palabras Katya Echazarreta abrió la charla: «Pequeña gran astronauta: ¡una mexicana conquistando el espacio!» en Talent Land 2022.

Veinte años después, esta Ingeniera en Electrónica ahora platica sobre su experiencia como científica y como la primer mujer mexicana en realizar un viaje espacial.

Nacida en la ciudad de Guadalajara y nacionalizada estadounidense, Echazarreta fue seleccionada por la organización Space for Humanity para viajar al espacio con la misión de analizar el efecto perspectiva –el efecto psicológico que experimentan los astronautas cuando ven la Tierra desde el espacio-. Con ello, Katya también se convirtió en la estadounidense más joven en realizar esta hazaña.

«Lo más impactante es cuando vas subiendo. Vimos la diferencia entre el azul del cielo y un círculo profundo e intensamente oscuro, pero cuando menos lo piensas ya estás en el espacio», explicó.

Sin embargo, hubo una larga historia antes de ello. Echazarreta reconoció la gran cantidad de obstáculos que tuvo que sortear durante su formación, especialmente al ser mujer y latina: «muchas personas, especialmente profesores, me decían que ser astronauta no era un sueño posible. Esos comentarios me lastimaron, pero tuve pilares como mi mamá, que me recordaron que podía lograrlo. Si alguien lo va a hacer, ¿por qué no podría ser yo? Gracias a ella empecé a confiar en mí misma, porque ella lo creyó primero«, contó.

Con respecto a su formación como Ingeniera, Katya también compartió su perspectiva ante las vocaciones científicas. «Las ciencias e ingenierías son muy difíciles; el que algo te apasione no necesariamente significa que será placentero, pero lo más importante es eso, la pasión por el cual lo haces. Pero sean realistas. El mundo necesita confianza en que, si algo es difícil, aún así se puede lograr«, reconoció.

No obstante, el viaje continúa. Echazarreta está consciente que el viaje que realizó es histórico, pero aunque fue la primera vez, no será la última. Además del desarrollo de proyectos personales, la joven se encuentra trabajando con autoridades mexicanas para incentivar las vocaciones científicas no sólo a través de la inspiración, sino con acciones: «Quiero ayudar a que cada vez más mexicanos vayan al espacio. Pasaron 30 años desde que Neri Vera realizó su hazaña. Yo no quiero que pasen otros 30 años», mencionó.

Finalmente, Katya reflexionó sobre qué haría si se encontrara con la niña que alguna vez fue: «Creo que no le diría nada, porque no quisiera cambiar nada de mi historia: fue gracias a los buenos y malos momentos que ahora estoy aquí. Sólo le daría un abrazo por haber sido una niña que a los siete años se atrevió«, concluyó.

Por: Miriam Jiménez.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
642 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por