Artículos o noticias

Turismo de vacunación: una opción atractiva para los más ricos

• Bookmarks: 11


Emiratos Árabes.

Mientras muchos países restringen la vida pública, los súper ricos vuelan a Dubái para vacunarse. Dos vacunas allí cuestan 10 mil euros. Con una prueba PCR negativa, el paso por migración es fácil y los turistas no necesitan hacer una cuarentena.

El 50 por ciento de los residentes en Emiratos Árabes Unidos ya se han vacunado. Un exclusivo club privado de Londres ofrece paquetes de vacaciones en Dubái con todo incluido. Vuelo en primera clase, 21 días en un hotel de lujo más la vacunación contra la COVID-19. Todo por 45 mil euros. Los turistas que se vacunan llegan desde la India, Líbano, Pakistán, Georgia y muchos países más. Las vacunas estándar son Sinopharm, AstraZeneca y Pfizer/BioNTech.

Vacunarse en la ópera o en el centro comercial no es un problema en Rusia. Antes de la función, los asistentes de la Ópera de Moscú pueden vacunarse allí y durante el día está abierto para cualquier persona. En las ciudad más grandes de Rusia, la vacunación avanza a buen ritmo en las clínicas estatales y privadas. También en los grandes almacenes sin necesidad de cita previa. Muchos estudiantes rusos vuelven a casa desde lugares lejanos como Vietnam, Italia o Alemania, para vacunarse.

Un operador turístico noruego ofrece viajes a Rusia: 4 días con vacunación por 2 mil euros o un viaje a Turquía de 22 días con escala de vacunación en Moscú por 3 mil euros. Para los operadores turísticos estos paquetes resultan un negocio muy rentable. Las “vacaciones de vacunación” son una zona gris de la legislación.

En Alemania, hay normas que regulan el turno de acceso a las vacunas y, al menos oficialmente, saltarse la fila no es negociable. Países como Cuba quieren reactivar su industria turística ofreciendo vacunas COVID-19 a sus visitantes. La Habana quiere atraerlos con su propia vacuna: Soberana 02. Otros países como Israel rechazan categóricamente el turismo de vacunas. El gobierno alemán califica las vacaciones de vacunación como “modelos de negocio”.

En Serbia, los extranjeros pueden vacunarse gratis. Diariamente, miles de personas  llegan a Belgrado desde países vecinos como Bosnia-Herzegovina, Montenegro y Macedonia del Norte. Muchos italianos viajan a Serbia para vacunarse. El lema en Serbia es “no descarte, dona”: justo antes de su fecha de caducidad, las vacunas se regalan en lugar de desecharse y debido a la reticencia de muchos locales, al igual que ocurre en otros países, hay grandes reservas.

Serbia ofrece Sinopharm, Sputnik V y AstraZeneca. Ir al extranjero para un pinchanzo rápido, una opción atractiva para muchos.

Por: Deutsche Welle.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
483 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por