Artículos o noticias

Neurotransmisores del caracol pueden ayudar con enfermedades mentales

• Bookmarks: 30


San Luis Potosí, México.

Alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios 144, de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, han logrado extraer neurotransmisores de caracol, con lo cual se abre una nueva posibilidad de tratamiento para enfermedades como Alzheimer, depresión, trastornos alimenticios, falta de sueño, pérdida de memoria, entre otras.

El caracol de río, conocido popularmente como shuti (Pachychilus largillierti), es capaz de liberar neurotransmisores, entre ellos los más conocidos son la adrenalina, dopamina y serotonina, sustancias cuya deficiencia en el ser humano puede provocar algunas enfermedades neurológicas. Sin embargo, la correcta administración de estas sustancias podría ayudar a combatir las enfermedades mencionadas.

El profesor Armando Gómez Roblero ha guiado a los alumnos Estephanie García López y Abel de Jesús Pérez Pérez en el desarrollo de este proyecto, quienes en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt hablaron de los resultados obtenidos.

Mensajeros químicos

Los neurotransmisores son los encargados de que las células nerviosas puedan comunicarse entre sí durante la sinapsis. Hay diferentes neurotransmisores encargados de funciones cerebrales específicas. Son importantes para el correcto funcionamiento cerebral, en conjunto con un adecuado balance nutrimental (vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos, entre otros).

Cuando se presenta un desequilibrio en la producción de neurotransmisores, la sinapsis se ve afectada, lo que ocasiona en la persona varias dolencias; esto puede ser provocado por estrés, estilo de vida, genética y dieta alimenticia.

¿Cómo se extraen del caracol?

Los neurotransmisores se liberan a través de la excitación, que puede ser por medio de algún fármaco, eléctrica o física. Gómez Roblero comentó que una vez liberados, la presencia de neurotransmisores se puede confirmar por medio de métodos fluorescentes con ayuda de un solvente específico. Luego de confirmada la existencia, deben ser separadas una por una, con ayuda de la descarboxilación, una reacción química en la cual un grupo de compuestos es eliminado de otro compuesto en forma de dióxido de carbono. Dentro de su investigación se ha buscado la sintonización de los neurotransmisores, ya sea en forma de pastilla, cápsula, inyección u otro medio.

“Buscamos que sean utilizadas por personas con falta o desequilibrio de alguno o algunos de los neurotransmisores, obteniendo así el control de la enfermedad, logrando un mejor índice de calidad de vida en las personas, así como también ayudar a otras investigaciones que tengan que ver con obtención de sustancias aprovechables, puesto que existe liberación de varias sustancias cuando se inicia el proceso de la sinapsis, como la oxitocina”, agregó el investigador.

Por: Roxana de León / Agencia Informativa Conacyt

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
641 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por