Artículos o noticias

Estudiantes mexicanos crean biodigestor para combatir el cambio climático

• Bookmarks: 10


México.

En diversas granjas y rancherías de México y América Latina, el estiércol de ganado es procesado a través de técnicas rudimentarias para generar composta. Mezclan las heces fecales con tierra, paja y follaje. Sin embargo, esta práctica puede ser nociva para la salud y el medio ambiente, ya que la combustión que genera produce altos niveles de metano que se liberan a la atmósfera.

Esta problemática inspiró a tres jóvenes estudiantes de la ingeniería en energías renovables de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla ubicada en México a desarrollar Bioti, un biodigestor sostenible. “Un biodigestor es un contenedor herméticamente sellado, donde depositas materia orgánica y esta materia orgánica por digestión anaerobia produce dos subproductos: el biogás y el bio fertilizante”, detalló Ángel Vargas, estudiante de Ingeniería en Energías Renovables.

El biol es un tipo de biofertilizante, este abono de tipo orgánico es sustentable a largo plazo, favorece el crecimiento de las plantas, y además elimina patógenos. Por otro lado, el biogás genera combustible que produce calor y electricidad, resultado del metano de los residuos fecales. Según Marco Antonio Rodríguez, el biol tiene unas propiedades bastante positivas para el agricultor o ganadero. Ya que es amigable con el ambiente, es menos corrosivo y tiene propiedades nutritivas de mejor calidad que los fertilizantes convencionales.

Para que el biodigestor realice cada uno de sus procesos correctamente, influyen dos factores: la presión y la temperatura. Estos parámetros deben ser monitoreados con regularidad para que los productos sean de calidad. Para ello, Bioti, tiene en su interior un software programado para medir y recopilar información cuantificable con respecto a dichos indicadores.

“Actualmente existen sistemas de monitoreo industriales, los cuales son inaccesibles para pequeños y medianos productores, debido a su elevado costo y a la capacidad tan grande que necesitan de materia orgánica para funcionar”, explicó Valeria Medina, estudiante de Ingeniería en Energías Renovables.

El proyecto Bioti busca ser sostenible y accesible para cualquier ganadero agrícola que requiera procesar los residuos fecales a través de nuevas alternativas. El sueño de estos tres jóvenes mexicanos es llegar a todas aquellas rancherías medianas pequeñas o familiares que han sido desplazadas por la implementación de costosa tecnología.

Por: Convocatoria/Yolanda Enríquez/ México.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
412 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por