Colectivos mexicanos piden que la ley proteja a los productores de cannabis

 -  -  20


México.

La cámara está apunto de ratificar la ley de regulación del consumo y cultivo, pero los activistas consideran que persiste la prohibición, aunque más suave. Uno de los activistas, Pepe, lleva más de un año viviendo en el llamado Plantón 420, un cultivo de cannabis en la puerta del senado mexicano.

“Si la corte te está diciendo que garantiza un derecho al libre desarrollo y personalidad, y el consumo lo que es la posesión y lo que es el cultivo no es libre. Entonces, ¿cómo es libre el desarrollo de la personalidad? Evidentemente se sigue criminalizando, se estigmatiza”, declaró Pepe. La nueva ley permitirá portar 25 gramos de cannabis, en lugar de los 5 actuales, y otorgará licencias para su comercialización. Sin embargo, endurecen las penas en casos de superar las cantidades permitidas.

Monserrat se dedica a la producción de cosméticos a partir del cáñamo y cree que tan solo es un pequeño paso. “Puedes traer 5, 10 o 28 gramos, pero si no hay un cambio de pensamiento, y realmente no hay algo que sea desde raíz va a seguir siendo absolutamente lo mismo, y vamos a seguir criminalizando al consumidor”, expresó Montserrat.

Varios colectivos feministas habían insistido además en priorizar la entrega de licencias para mujeres, las más afectadas por la guerra contra las drogas, y el encarcelamiento por narcomenudeo. Una de las coordinadoras de ReverdeSer, considera que se sigue sin proteger a las consumidoras y pequeñas vendedoras que sufren una doble carga. “Donde el placer está mucho más estigmatizado y juzgado hacia las mujeres, resulta en violencias mucho más graves hacia nosotras. Además, de que tampoco contempla desmontar la estrategia de guerra contra el narcotráfico como tal, la cual ha resultado por un lado en el aumento de la violencia letal hacia las mujeres”, describió.

Según datos de decomisos, los carteles de la droga ya no tienen a la marihuana entre sus principales fuentes de ingresos. Por eso, la nueva ley no afectará significativamente sus ganancias. Ese es uno de los motivos que llevó al diputado Manuel Díaz a posicionarse en contra. “Va a pasar de ser un negocio de crimen organizado, a ser un negocio de grandes transnacionales. Seguramente una vez abierta la puerta vamos a estar viendo un bombardeo para que la gente consuma, y por consecuencia vamos a tener una droga más incorporada a los problemas de salud pública y las adicciones”, declaró Manuel Díaz.

Algunas empresas de la industria cannábica ya han manifestado su interés para acceder a México, la plaza más grande de un mercado multimillonario. Por eso, colectivos mexicanos piden que la ley también proteja a los productores y pequeñas comunidades que pudieran beneficiarse. Una legalización parcial del cannabis que no satisface ni a contrarios al uso de la planta, ni a sus consumidores. 

Por: Deutsche Welle.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
370 vistas
bookmark icon
Diseño y Hosting web por