Artículos o noticias

El desafío de cazar y pescar en Alaska con el calentamiento global

• Bookmarks: 18


QuinhagakEstados Unidos

Desde que tiene memoria, Willard Church Jr. ha salido a pescar en el hielo hasta bien entrado el mes de abril, abriendo sin problemas hoyos de 1,2 metros de profundidad en el río Kanektok, cerca de su hogar.

Pero ese cauce que corre a lo largo de la aldea Quinhagak, en el suroeste de Alaska, apenas se congela ahora, una muestra del calentamiento de las temperaturas que causa estragos en la población indígena del estado y en su modo de subsistencia.

«Soy un cazador y un pescador y toda mi vida he subsistido», dijo Church, de 55 años y miembro del comunidad esquimal Yupik, a un equipo de la AFP que visitó recientemente esta remota aldea de unas 700 personas ubicada entre el mar de Bering y la bahía de Kuskokwim. «He viajado por toda la región, saliendo en viajes de cacería y pesca de 10 días en las montañas».

«Crecimos en una época en la que el invierno era invierno, los ancianos recuerdan nevadas tan altas como los picos de las casas. Hoy tenemos suerte si tenemos pulgada y media [casi 4 cm] de nieve», añadió.

Mientras los líderes del mundo y la comunidad científica buscan la mejor manera de combatir el cambio climático, la población nativa de Alaska, que se estima en unos 120.000 habitantes y vive en unas 230 comunidades rurales, se encuentra en el epicentro de una crisis que les ha obligado a replantear su estilo de vida tradicional.

De acuerdo con la Cuarta evaluación nacional del clima, un informe ordenado por el Congreso y publicado en noviembre, el estado se encuentra entre las regiones de calentamiento más rápido de la Tierra, calentándose junto con el resto del Ártico al doble de la velocidad que el promedio mundial.

 

Por: AFP

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
comments icon0 comments
0 notes
746 views
bookmark icon

Write a comment...

Diseño y Hosting web por