Artículos o noticias

La huella humana provoca más cambios en la vegetación de las islas que el clima

• Bookmarks: 30


En Islandia, si bien la vegetación muestra cambios en el clima previos a la llegada humana, a partir del año 920 la actividad de los primeros pobladores aceleró cambios en la vegetación, intensificó la erosión y destruyó bosques a favor de los pastos. La madera necesaria para construir embarcaciones, la piedra y el metal de una isla tan rica en recursos fueron saqueados durante años.

En la actualidad, la mayoría de islas habitadas de todo el mundo han experimentado al menos dos oleadas de asentamientos diferentes, cada una con cambios característicos y con legados cada vez más complejos.

El artículo, publicado en la revista Science, indica que las alteraciones en la vida vegetal del ecosistema de una isla producidos por la colonización humana son 11 veces mayores que los debidos al clima o a efectos como erupciones volcánicas previos. La investigación se ha llevado a cabo en 27 islas de todo el mundo.

Esta modificación causada por la acción humana es irreversible y se va reproduciendo de manera constante, siglos después de la colonización.

Las islas, un laboratorio ideal

El estudio permite cuantificar el impacto humano en un paisaje. Hasta ahora era difícil separar los efectos del clima y otros impactos ambientales de los provocados por los primeros humanos en las masas continentales.

El equipo ha estudiado polen fosilizado de hace 5.000 años, extraído de sedimentos de las 27 islas, que ha permitido entender la composición de la vegetación de cada una y cómo cambió desde las muestras de polen más antiguas hasta a las más recientes.

“Las islas son laboratorios ideales para medir el impacto humano”, apunta Sandra Nogué, “ya que la mayoría fueron colonizadas los últimos 3.000 años, cuando los climas eran similares a los actuales. Saber cuándo se colonizó un territorio aislado facilita estudiar científicamente los cambios de la composición de su ecosistema en años anteriores y posteriores, y aporta una dimensión de su magnitud”.

De las Fiji a Cabo Verde

Las tendencias se observaron en ubicaciones geográficas y climas tan diversos como los del océano Pacífico Sur, el Índico, el Atlántico Sur o el Ártico, entre otros. Los cambios en los ecosistemas también pueden ser debidos a varios factores naturales, como terremotos, erupciones volcánicas, condiciones meteorológicas extremas y cambios en el nivel de mar.

Sin embargo, el equipo de investigación ha comprobado que las perturbaciones causadas por los humanos superan todos estos fenómenos y el cambio suele ser irreversible. Por ello, aconsejan que las estrategias de conservación tengan en cuenta el impacto a largo plazo de los humanos y el grado en que los cambios ecológicos actuales difieren de los de la época pre humana.

 

Por: SINC.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
619 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por