Venezuela prevé rentabilizar el manejo de los desechos sólidos

 -  -  8


Venezuela.

Venezuela prevé rentabilizar el manejo de los desechos sólidos, una tarea en la que el país está completamente atrasado y que ahora, en medio de la severa crisis económica, aspira a solventar monopolizando el sector para convertir “la chatarra en divisas”.

Así lo ha dicho el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, tras firmar el decreto presidencial, que busca generar recursos para la “economía de guerra” que tiene el país, en alusión a las sanciones internacionales que en el último quinquenio han coartado la capacidad financiera de su Gobierno.

La medida, ya oficializada, establece que todo material que pueda ser reciclado será considerado estratégico y fija un plazo de 60 días para que todos estos desechos provenientes de los organismos públicos se pongan a disposición de la “Corporación Socialista Ezequiel Zamora”, que centralizará el negocio.

Por el momento, se desconoce cómo la corporación gestionará los residuos y de qué forma se distribuirán los fondos obtenidos, en caso de que el resultado de su labor sea el esperado por el Gobierno.

Bajo este nuevo esquema, Venezuela impulsará como nunca antes el procesamiento de residuos y, aunque la idea suena ambiciosa desde el punto de vista ecológico, genera “suspicacia” que el Ejecutivo monopolice esta actividad, o al menos así lo considera la profesora e investigadora Luisa Villalba.

“A mí esto me genera mucha suspicacia, porque lo que me da a entender es que esto contribuye más al centralismo de todas las actividades relacionadas al reciclaje. También es una forma de este gobierno de tomar los recursos que le quedan al Estado, sobre todo a las empresas básicas y estratégicas que han sido desmanteladas”, declaró Villalba.

La ingeniera insiste en que el aprovechamiento de los desechos sólidos es una tarea de “responsabilidades compartidas”, que necesariamente incluye al sector empresarial privado y al gobierno de los 335 municipios que hasta ahora no tienen experiencia en el área.

Según estimaciones no oficiales, el país aprovecha menos del 10 por ciento de lo que pudiera reciclar. El resto, toneladas de basura orgánica y materiales como el hierro, aluminio, plástico, vidrio, cartón y papel, se acumula en numerosos sitios de disposición final, entre los que se encuentran ríos y mares, y genera daños en la salud de miles de ciudadanos.

Aunque el país tiene legislación sobre el manejo de la basura, no existen reglamentos que especifiquen las formas de reutilización de los desechos o que establezcan sanciones para aquellos que no cumplan con las normas.

Por: EFE.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
207 vistas
bookmark icon
Diseño y Hosting web por