Artículos o noticias

Turquía se enfrenta al escepticismo durante vacunación contra COVID-19

• Bookmarks: 7


Turquía.

A unos 2 mil metros de altitud en las montañas del este de Turquía, se encuentra la aldea de Altindere, apenas tiene unos centenares de habitantes y una sola calle. Una doctora se encarga de la campaña de vacunación contra el coronavirus. Ella y su equipo van al pueblo a menudo. Sus visitas a domicilio, por lo regular, requieren una escalada aunque ya casi se han acostumbrado.

En Altindere, no se ha registrado un solo caso de coronavirus desde hace meses; por eso, los habitantes se muestran escépticos ante las visitas médicas. Aún así, la doctora los considera importantes: “en los pueblos, la gente convive de cerca, así que si se da una infección, se extiende rápidamente. Además, a muchos no les gusta trasladarse hasta hospitales en otras localidades, por eso tenemos que venir nosotros».

Un señor de la tercera edad de la aldea está por recibir su segunda dosis de la vacuna. En la primera visita casi echa a los doctores de su casa: “al principio tenía miedo, en la aldea nos decían que los médicos vienen a matar a las personas mayores o que los ancianos se están muriendo por las vacunas”, comentó el habitante.

La doctora es consciente de que circula información falsa, ella y su equipo le cuentan a los pacientes que ellos mismos se han vacunado y sus abuelos. Turquía es muy grande y con esta campaña de vacunación, el gobierno pretende demostrar que cuida de toda su población incluso en las áreas más remotas como esta. No obstante, algunos critican que la campaña no está yendo tan bien como lo pintan las autoridades.

Hace poco el gobierno turco redujo las estrictas medidas contra el coronavirus, los restaurantes abrieron de nuevo y la gente comenzó a salir, también en ciudades de riesgo como Estambul. Se suponía que la rápida campaña de vacunación permitiría la reapertura aunque parece que los esfuerzos empiezan a flaquear.

En un principio, el gobierno prometió que en mayo ya habría vacunado al 60 por ciento de la población, ahora dice que será en otoño. Una especialista de la Asociación turca de médicos, cree que incluso más tarde: “el ministerio de salud se ha caracterizado por la falta de preferencia desde el inicio de la pandemia. La población turca no ha sido informada sobre cuantas dosis de vacunas recibirán y cuándo, pero está claro que si seguimos a este ritmo hará falta hasta un año y medio para vacunar a todos”.

En Altindere, el grupo de médicos es responsable de inocular 20 poblados; mientras haya dosis disponibles, no les faltará el trabajo.

Por: Deutsche Welle.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
218 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por