Artículos o noticias

La OMS pone en marcha una recopilación de datos récord sobre desigualdades en salud

• Bookmarks: 27


Iberoamérica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó la mayor colección de datos de salud del mundo desglosados en subcategorías como etnia, sexo o edad.

Estos llamados datos desagregados son esenciales para dirigir la atención médica donde más se necesita y cerrar la brecha entre ricos y pobres, dicen los especialistas en salud pública.

Gemu Tiru, directora de fortalecimiento del sistema de salud en el Ministerio de Salud de Etiopía, dijo: «Es muy importante desglosar los datos por edad, sexo, lugar de residencia, riqueza o situación económica o educativa”.

«La desagregación ayudará a identificar quién se queda atrás».

«Una vez que identifiquemos esos grupos de población, diseñaremos programas o proyectos de políticas que serán dirigidos a abordarlos».

Repositorio de Datos sobre Desigualdad en Salud

El Repositorio de Datos sobre Desigualdad en Salud contiene casi 11 millones de puntos de datos dentro de 59 conjuntos de datos, relacionados con temas de salud como COVID-19, salud infantil y materna, inmunización y los ODS, así como enfermedades como el VIH, la tuberculosis y la malaria.

Permite a los usuarios trazar las desigualdades en salud entre los grupos de población a lo largo del tiempo, a través de datos que se han desglosado de acuerdo con más de 20 factores demográficos y socioeconómicos. Estos van desde el género, la raza y la religión, hasta la discapacidad, el estado civil y la educación.

«Si solo miramos los promedios, es posible que no proporcione una imagen completa de la situación», explicó el líder de monitoreo de la desigualdad en salud de la OMS, Ahmad Reza Hosseinpoor, en el lanzamiento de un seminario web el jueves (20 de abril).

«Llevamos a cabo un monitoreo de la desigualdad en salud para rastrear las diferencias en salud entre diferentes subgrupos de población, y esto proporciona evidencia sobre quién se ha quedado atrás e identifica la situación de inequidades”.

«Estos datos pueden utilizarse para proporcionarnos políticas, programas y prácticas de salud orientadas a la equidad y luego lograr la equidad en salud».

Además de contener datos de la OMS, el repositorio, que lleva un año preparándose, contiene datos de otras 15 fuentes, incluidos el Banco Mundial, la OCDE, Eurostat, UNICEF y otros organismos de las Naciones Unidas.

Resultado de los datos

El análisis de los datos muestra que la brecha entre ricos y pobres en la cobertura de los servicios de salud entre mujeres, recién nacidos y niños en países de ingresos bajos y medianos se ha reducido casi a la mitad en la última década, según la OMS.

Los datos también revelan diferencias en la prevalencia de la enfermedad entre hombres y mujeres en países ricos y pobres. Por ejemplo, en los países de bajos ingresos, las tasas de obesidad son más altas entre las mujeres que entre los hombres, mientras que en los países de altos ingresos son las mismas.

Sin embargo, sigue sin disponer de datos desglosados para muchos de los indicadores de salud de la OMS, la mayoría de los cuales sólo se desglosan por sexo o, con menos frecuencia, por edad y lugar de residencia.

La OMS está pidiendo a los países que desplieguen el monitoreo rutinario de la desigualdad en salud y la recopilación de datos y pongan a disposición del público datos desglosados.

Ventajas y desventajas de un repositorio de datos

Samira Asma, subdirectora general de análisis de datos y entrega para el impacto en la OMS, dice que los buenos datos son esenciales para avanzar en los ODS.

«La conclusión es que un repositorio puede ser una gran cosa, haciendo que los datos transparentes estén disponibles para el mundo y catalizando una mejor colaboración», dijo en el seminario web.

«Pero un repositorio de datos por sí solo puede ser también una trampa”. Una caja de depósito guardada cuando los datos se depositan pero no se utilizan.

«Si bien tenemos un depósito de datos muy rico que hemos lanzado hoy, también es cierto que casi la mitad de los países del mundo no pueden informar o utilizar datos desglosados entre los ODS relacionados con la salud».

Dijo que el desafío ahora era usar los datos para informar las políticas y mejorar los resultados de salud en las poblaciones más necesitadas.

Victoria Fan, investigadora principal en salud global en el Centro para el Desarrollo Global con sede en Estados Unidos, está de acuerdo en que aumentar la frecuencia y granularidad de los datos es importante para que sean más «relevantes para las políticas».

Sin embargo, dice que hay un problema más amplio en torno a los sistemas de datos que generan las estimaciones de salud de un país. Ella dice que los intentos de rastrear si los países están construyendo sistemas de datos más sólidos no han sido priorizados por la comunidad mundial de salud y las agencias de financiación.

«Necesitamos mejores datos subyacentes para mejorar la calidad de estas estimaciones nacionales», dijo.

Por: Ruth Douglas en SciDev.Net América Latina y el Caribe

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
524 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por