Artículos o noticias

Perder la calidad de vida en medio de automóviles

• Bookmarks: 20


Arraiján, Panamá. 

«Me desperté porque un señor me estaba tocando la pierna», «quisiera tener tiempo para llegar y preparar una cena decente», «muchas veces llego molesta por el tranque y por nada exploto, reviento con mi mamá y se forma la pelea», «tenía 15 años trabajando ahí… hubo reducción de personal y me despidieron por la cantidad de tardanzas que tenía». Estas son expresiones de mujeres que residen en el distrito de Arraiján y laboran en la ciudad de Panamá, quienes diariamente deben someterse al congestionamiento vehicular por al menos cuatro horas, para ir a trabajar y regresar a sus hogares.

Arraiján pertenece a la provincia de Panamá Oeste y está ubicado a tan sólo 27 kilómetros de la ciudad capital de la república, recorrido que debe tomar unos 20 minutos aproximadamente; sin embargo a horas pico un viajero en transporte público o propio toma entre dos y tres horas, ya sea utilizando la vía por el Puente de las Américas o del Puente Centenario, esto si no ocurre un accidente vehicular, hay un tramo de carretera en reparación o cualquier otro incidente que retrase la caravana de autos. Muchos recuerdan con pesar el 26 de mayo de 2021, que producto del hundimiento de la vía en Arraiján cabecera, estuvieron atrapados en el «tranque» hasta cinco horas.

El crecimiento demográfico de Arraiján es significativo, según el Censo de Población y Vivienda de 2010 cuenta con 220 mil 779 habitantes y según las proyecciones hechas por el Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República de Panamá, para el 2020 debía tener unos 300,979. Cifra que es cónsona con las más de 130 barriadas construidas en el distrito, la mayoría establecidas después del año del último censo. Hoy día el Municipio de Arraiján trabaja en un Plan de Desarrollo Urbanístico.

Recordemos que Arraiján hasta el 31 de diciembre de 2013 pertenecía a la provincia de Panamá, por ello y por su cercanía, la mayoría de sus habitantes laboran en la ciudad capital. A casi una década de la creación de la provincia de Panamá Oeste, esta situación no ha cambiado, son pocas las plazas de trabajo que se generan. Y a juicio de Omar Sugasti miembro de la Cámara de Comercio, de las vacantes que se dan en esta provincia sólo cerca de un 20% son ocupadas por mujeres.

La movilización de los «arraijaneños» principalmente hacia la capital se ha convertido en un calvario y en este artículo se busca destacar la difícil situación de las mujeres, porque muchas además de ser profesionales, deben desempeñar el trabajo de madre, esposa y ama de casa, labores que se les hacen traumáticas, pues sus tiempos para cumplir con esos roles son reducidos, generándoles afectaciones a su salud, productividad laboral y convivencia familiar.

Un día laboral de un grupo de mujeres que entrevisté, inicia cuando la alarma del despertador las pone en pie entre 3:00 y 4:00 de la madrugada, a las carreras deben alistarse, medio acomodar a los hijos para la escuela algunas, porque otras los dejan dormidos y subir al vehículo que las transporta, mínimo dos horas y media antes de su entrada al trabajo, para llegar a tiempo o «raspandito».

Las opciones de transporte son auto propio, autobús o los llamados «piratas» que pueden ser busitos de transporte alternativo o autos particulares que prestan el servicio al margen de la ley.

Y es aquí donde comienza la aventura.

Trabajos de construcción de la Estación Vista Alegre, Línea 3 Metro de Panamá. Foto: Anayansi Cedeño.

Nadjie cuenta que según su presupuesto decide en qué se va, si le toca autobús lo más probable es que al subir no haya puesto y tenga que irse de pie, cargando cartera, lonchera y bolsa con zapatos de trabajo y ropa por si es necesario quedarse en casa de su mamá, pues dice: «con estos tranques nunca se sabe». Damarys tiene auto propio, pero destaca que al tomar el volante inicia el estrés de esquivar los autos que circulan por los hombros de la carretera y luego quieren pasarse delante de ella. Graciela ha optado por utilizar «busitos piratas», señala que son más caros
y le da miedo porque son desordenados para manejar, pero llega más rápido.

Terminada la jornada laboral, entre 4:00 y 5:00 de la tarde inicia el viacrucis de vuelta a casa, con la mente y el cuerpo cansados haciendo mentalmente un cronograma de todo lo que les espera al llegar al hogar: darse un baño, preparar la cena, revisar tareas escolares de los hijos, ordenar la casa y finalmente descansar.

Someterse a esta rutina diariamente impacta en la calidad de vida, levantarse tan temprano suprime las horas reparadoras del sueño, provocando desgaste físico y mental. La necesidad de lograr sus objetivos y la pérdida de tiempo valioso provoca estrés al ser humano y le produce cambios de comportamiento y de sus hábitos. La ansiedad generalizada puede llevar al individuo a presentar palpitaciones, cambios de temperatura, temblor en extremidades, inapetencia e insomnio. Desde el punto de vista psicosocial puede traer problemas en la relación de pareja y dar pie al maltrato familiar. También dificultad de concentración y déficit atencional reduciendo la productividad laboral, afirma el especialista en medicina interna de la Caja de Seguro Social, Juan Ulloa.

Las afirmaciones del médico especialista, las contrasté con declaraciones de estas mujeres trabajadoras. A quien llamaremos Luisa, este estrés del congestionamiento vehicular aunado a una extensión de su horario laboral, le costó su matrimonio: «Levantarse a las cuatro de la mañana y regresar a casa a las ocho de la noche es no tener ánimos de nada ni de nadie…es una vida donde sólo existes tú y tu trabajo, no les ponía atención a mis hijos, ni a mi esposo, no cocinaba, no les daba amor, su comida calientita, no conversaba con ellos…ahora estoy divorciada».

Iris reconoce: «someterme al congestionamiento vehicular me estresa, conducir me pone de mal humor y eso afecta a mi familia, porque me pongo intolerante», «En dos ocasiones me he quedado dormida conduciendo y eso me preocupa». Nadjie manifiesta: «Cuando llego al tranque y veo la hilera de carros que no se mueve, me va dando un fogaje de pies a cabeza y un hormigueo en el cuerpo». Damarys sufre de migraña y dice: «empeora cuando la fila de carros no avanza, hace unos días el dolor era tan fuerte que me dieron ganas de vomitar y tuve que salirme de la carretera, ese día llegué tarde al trabajo».

El congestionamiento vehicular además afecta la economía de estas mujeres, algunas por tratar de llegar más rápido hacen trasbordos y utilizan taxi. Por lo tanto que madrugan, muchas veces no les da tiempo de preparar desayuno o llevar almuerzo y deben comprarlo. Las que tienen auto enfrentan el alto costo del combustible, el deterioro del vehículo, y frecuente reemplazo de amortiguadores y tacos de freno.

Diariamente en horario de entrada y salida de los trabajadores y de los estudiantes a clases, la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre junto a la Policía Nacional desarrollan operativos de inversión de carriles, a fin de agilizar el tráfico vehicular. Pero toda esta logística se puede alterar con el mínimo percance que tenga un conductor con su vehículo, la presencia de vendedores ambulantes en la vía y las colisiones producto del manejo desordenado, destaca el Director Nacional de Operaciones de Tránsito de la Policía Nacional, Fernando Sanjur.

Hay esperanza de que esta situación cambie. Desde septiembre de 2017 se desarrolla el proyecto de ampliación a ocho carriles de la vía Puente de Las Américas-Arraiján, que a la fecha tiene un avance físico del 48%, según el director de Proyectos Especiales del Ministerio de Obras Públicas, Gilberto Marengo, quien manifestó que la obra debe estar lista y entregada en septiembre de 2023.

La Línea 3 del Metro de Panamá que promete un viaje de Albrook a Ciudad del Futuro en 45 minutos, inició la construcción de 3 de las 14 estaciones. En la vía Panamericana se observa la construcción de columnas, que sostendrán el monorriel que contempla el traslado de 30 mil pasajeros por hora por dirección. El cronograma de ejecución de esta mega obra es de 54 meses, recién en febrero se cumplió un año de la orden de proceder.

Mientras estas obras avanzan Nadjie va rumbo a su casa comiendo «duro» para aplacar el fogaje; Damarys ansiando el vaso de agua que no se tomó para evitar ganas de orinar en el camino; Arlenys deseando que su pequeña esté despierta porque no la vio en la mañana; Iris ideando un arreglo floral que venderá y la ganancia la usará para comprar combustible; Yayselyne se mantiene alerta a pesar del cansancio, porque su compañero de puesto viene dormido y amenaza con tomarla de almohada, y Graciela escucha música en su celular mientras coordina con una amiga viajar juntas en un «auto pirata», para sentirse más seguras…Luego todas a dormir el tiempo posible y al timbrazo del despertador salir a enfrentar un día más al monstruo que les está robando la vida.

Por: Anayansi Cedeño Torrero / Periodista del Postgrado en ‘Periodismo 4.0’ © del Instituto de Investigaciones Aplicadas, iiafEC, Panamá.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
359 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por