Artículos o noticias

Brasil vive la peor crisis hídrica de los últimos 91 años

• Bookmarks: 25


Brasil.

La crisis climática se ha instalado en Brasil, donde los fenómenos atmosféricos extremos son cada vez más frecuentes, desde profundas sequías en el Pantanal a grandes tempestades de arena en Sao Paulo, todos ellos alimentados por la creciente destrucción de la Amazonía.

La imagen impacta, de un grupo de capibaras y nutrias caminan desesperadas hacia una poza recién abastecida por un camión cisterna en el Pantanal, el mayor humedal del planeta que Brasil comparte con Bolivia y Paraguay. Varias instituciones han contratado este servicio para surtir algunos puntos del bioma que en esta época del año tenían que tener un mínimo de agua, pero hoy lucen secos.

El veterinario Jorge Salomao, responsable técnico de la ONG Ampara Silvestre, una de las impulsoras de la iniciativa, relató algunas acciones de los animales con la llegada de los camiones: “La sed es tanta y los puntos para tomar agua están tan lejos, que mientras el camión descarga el agua, los animales ya van llegando”; dijo el veterinario.

Según estimaciones oficiales, Brasil sufre la peor crisis hídrica de los últimos 91 años. La falta de precipitaciones ha afectado a la mayor economía latinoamericana en diferentes aspectos, desde el abastecimiento de agua a la población, a la generación de electricidad, pasando por el volumen de las cosechas.

También han aparecido tempestades de arena que han cubierto ciudades enteras en los estados de São Paulo y Minas Gerais, fruto, entre otros motivos, de la menor humedad que llega desde la Amazonía. “Nosotros ya sentimos los efectos de los cambios climáticos de una manera profunda”, afirmó Paulo Nobre, investigador del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales y una eminencia en el campo de la climatología.

En Brasil el principal síntoma es la alteración del ciclo hidrológico brasileño con periodos secos más prolongados y frecuentes. El problema no es de ahora, Brasil ha perdido un 15,7 por ciento de sus reservas de agua dulce entre 1985 y 2020. Según imágenes satelitales analizadas por MapBiomas, una organización que reúne a ONG´s, universidades y empresas de tecnología.

Entre los factores que han contribuido a ello está la deforestación de la Amazonía, que se ha acelerado bajo el mandato del presidente Jair Bolsonaro. Una tendencia de consecuencias dramáticas.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
218 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por