Pruebas genéticas de VPH son claves para detectar el cáncer cervicouterino

 -  -  14


México.

La aplicación de pruebas genéticas del Virus del Papiloma Humano (VPH) como complemento al papanicolaou ayudaría a detectar hasta un 24 % más el cáncer de cuello uterino, por lo que es importante que las mujeres tengan acceso a estos test, dijo a Efe un especialista.

“Hemos detectado que muchas veces las mujeres llegan con su papanicolaou negativo y solo una prueba de VPH nos lleva a detectar que hay cáncer”, explicó Alfredo Núñez, ginecólogo del Instituto Nacional del Cáncer en Chile con motivo del Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, que se conmemora este viernes.

Considerada como la cuarta causa de muerte por cáncer en mujeres a nivel mundial, en América Latina mueren cada año más de 31.500 mujeres por esta enfermedad, a pesar de que se puede prevenir, detectar y tratar.

“Cada dos minutos muere una mujer por cáncer cervical en el mundo”, apuntó Núñez.

ERRADICAR ESTE CÁNCER

En noviembre de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se propuso eliminar el cáncer de cuello uterino.

“Se considera que se puede haber erradicado cuando se alcance en todos los países una tasa de incidencia de menos de 4 casos por cada 100.000 mujeres”, explicó Núñez.

La OMS ha planteado una estrategia basada en tres pilares fundamentales: lograr el 90 % de la vacunación por VPH, el 70 % de cobertura de tamizaje y el 90 % de acceso al tratamiento.

Esto a través de un enfoque integral que incluye la prevención, la detección efectiva y el tratamiento de las lesiones precancerosas, el diagnóstico temprano del cáncer y los programas para el manejo del cáncer invasivo.

Aplicar con éxito estos tres pilares podría reducir en más del 40 % la aparición de nuevos casos y evitar cinco millones de muertes relacionadas a este cáncer para 2050, dijo Núñez.

ATACAR AL VPH

El cáncer de cuello uterino afecta mayormente a mujeres jóvenes de entre 35 y 55 años y uno de sus principales causantes es el VPH, que tiene más de 150 cepas.

“Las más importantes son la 16 y la 18 que causan el 70 % de los cánceres de cuello uterino”, señaló Núñez.

Explicó que los test moleculares del VPH son capaces de detectar el virus que provoca esta enfermedad en el 99 % de los casos, y en el caso de pruebas como la de la farmacéutica Roche se pueden encontrar 12 variantes del virus que son de alto riesgo.

Desde 2019 el sistema de salud de Chile, en conjunto con Roche, incorporó estas pruebas con el objetivo de detectar más lesiones preinvasoras y disminuir la incidencia de cáncer.

Además, se capacitó al personal de salud para que la prevención del cáncer cervical sea una realidad.

En la ciudad de Indaiatuba, en Brasil, Roche participó e implementó con la Universidad Unicamp y la municipalidad, un programa piloto que incluyó el uso de pruebas moleculares para VPH y software de seguimiento de pacientes en el sistema de salud pública.

También se capacitó a personal y se publicaron nuevos lineamientos para pruebas de VPH, con lo que en 18 meses, lograron aumentar de 30 a más de 80 % la cobertura de detección en las personas de edad objetivo. Igualmente, se realizaron más pruebas a las personas indicadas y redujeron las pruebas innecesarias.

“En Roche estamos adelantando una serie de iniciativas para contribuir a la meta de la OMS de eliminar el cáncer de cuello uterino en 2030”, afirmo Adriana Rubio, responsable de Roche Diagnóstica Latinoamérica.

“En nuestra región trabajamos junto a gobiernos y sociedades médico-científicas, así como con centros médicos y profesionales de la salud, para que más mujeres accedan a programas de diagnóstico oportuno de VPH desde el nivel de atención primaria. Es un esfuerzo conjunto para salvar vidas y contribuir tanto a la sostenibilidad de los sistemas de salud a largo plazo, como al desarrollo de la sociedad”, agregó Rubio.

Para Núñez, estos pasos son fundamentales para lograr los objetivos de la OMS, aunque destacó que la educación de las mujeres para mejorar la prevención también ayudará.

“Cambiar los hábitos de vida, dejar el tabaco, hacer dieta y ejercicio, así como la vacunación entre los 9 y los 45 años y la realización del papanicolaou y la búsqueda del VPH a partir de test de genotipificación ayudará a cambiar el panorama”, concluyó.

Por: EFE.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
149 vistas
bookmark icon
Diseño y Hosting web por