Artículos o noticias

Costa de Marfil, segundo país africano en erradicar la «enfermedad del sueño»

• Bookmarks: 9


Abiyán, Costa de Marfil.

Costa de Marfil ha logrado eliminar la tripanosomiasis humana africana, también conocida como «enfermedad del sueño», convirtiéndose en el segundo país africano en hacerlo tras Togo, anunció hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según indicó la OMS en un comunicado, los casos de esta enfermedad en Costa de Marfil, que en la década de 1990 registró cientos al año, «han disminuido gradualmente en las dos últimas décadas y en los últimos años el país ha notificado menos de diez casos al año».

«Con este nivel tan bajo, se puede decir que la enfermedad ha sido eliminada como problema de salud pública», afirmó la agencia de la ONU.

«Este éxito en Costa de Marfil supone un paso importante para acercar a África a la eliminación de la enfermedad del sueño», declaró la directora de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

«Dedico este importante momento a décadas de duro trabajo y a la contribución individual de cada trabajador sanitario que ha desafiado algunos de los retos más difíciles para llegar a la gente, a menudo en zonas rurales remotas», dijo, por su parte, el ministro de Salud marfileño, Aka Aouélé.

Togo fue el primer país africano en erradicar la enfermedad en agosto de 2020, tras no haber notificado ningún caso en los últimos diez años.

Benín y Guinea Ecuatorial han solicitado la validación de la eliminación como problema de salud pública de esta enfermedad a la OMS, que requiere que haya menos de un caso por cada 10.000 habitantes en todos los distritos durante un periodo de cinco años.

Los esfuerzos para eliminar la «enfermedad del sueño» han reducido el número de casos a menos de mil en todo el mundo en 2020, «un nivel sin precedentes», según la OMS.

Pero más de 60 millones de personas de 36 países, que viven principalmente en zonas rurales de África oriental, central y occidental, corren el riesgo de contraer esa dolencia.

La enfermedad del sueño se transmite por la picadura de una mosca tsé-tsé infectada, nativa del continente africano, y es potencialmente mortal.

Debido a la picadura, puede aparecer una úlcera roja en pocas semanas, fiebre, ganglios linfáticos inflamados, músculos y articulaciones doloridas, dolores de cabeza e irritabilidad.

Las personas infectadas se sienten aletargadas y somnolientas durante el día y despiertas y agotadas por la noche.

A continuación se producen trastornos neuropsiquiátricos y sensoriales, seguidos de coma y la muerte en los meses siguientes o incluso años.

Por: EFE.

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
369 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por