Artículos o noticias

Omar; la langosta que se salvó de ser comida gracias a su peculiar color

• Bookmarks: 31


Génova, Italia.

Omar no es una langosta como las demás. Él se encuentra en el Acuario de Génova (Italia), y como él, hay uno entre treinta millones. Su peculiar característica es un color amarillo en lugar de marrón oscuro; una anomalía llamada xantocromía, probablemente debido a la falta de un gen en particular.

Su historia comenzó en el Canal de la Mancha, donde fue pescado. Llegó dentro de un transporte de langostas destinado al consumo alimentario. Sin embargo, si bien en la naturaleza este colorante es decididamente desventajoso porque lo hace muy visible para los depredadores, en este caso le salvó la vida. Lo vieron tan particular que decidieron, en lugar de comérselo, llamar al Acuario de Génova y preguntar si podían darle la bienvenida al animal. Así, desde un restaurante en el lago de Garda, Omar aterrizó en Génova, donde será estudiado.

No se sabe mucho sobre estas anomalías, por lo que en el acuario intentan averiguar con los genetistas universitarios qué determina realmente este color. El amarillo no es el único color extraño que pueden tener las langostas: también se conocen ejemplares de color azul eléctrico o blanco.

Omar no es el único huésped del Acuario con una pigmentación fuera de lo común: un poco más adelante, en la zona dedicada a la selva, hay dos pitones albinas: de dos metros y medio de largo, fueron encontradas abandonadas en el arroyo Bisagno, en 2016.

Por: RAI

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
900 views
bookmark icon
Diseño y Hosting web por