A la espera del avión del futuro, las aerolíneas empiezan a compensar el carbono que emiten

 -  -  111


París, Francia.

Las compañías aéreas están intentando ser cada vez menos contaminantes pero de momento se limitan a compensar sus emisiones de C02, a la espera de los aviones de un futuro todavía lejano en que sea posible volar sin carburantes fósiles.

La aviación representa cerca un 2% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2), según la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Según un informe publicado en enero por tres organizaciones europeas, entre ellas la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEE), en 2016 la aviación representó un 3,6% de las emisiones de gases de efecto invernadero en los países europeos.

Por el momento existen cuatro maneras de alimentar la energía de un avión: el queroseno, el hidrógeno –que necesita depósitos entre cuatro y seis veces más grandes–, las baterías –de momento demasiado pesadas– y los biocarburantes, todavía caros y en conflicto con la producción de alimentos.

A corto plazo, la solución más fácil pasaría por crear un avión híbrido que usara varios de estos sistemas a la vez. Según los expertos, el ciclo de desarrollo de nuevos aviones dura entre 20 y 30 años.

Los aviones más recientes consumen hasta un 25% menos de queroseno que las generaciones anteriores gracias a motores más eficaces y al uso de materiales más ligeros.

Air France tiene previsto compensar a partir de 2020 todas las emisiones de CO2 de unos 500 vuelos domésticos así como reciclar y suprimir los plásticos de un solo uso a bordo.

La compañía aeréa low-cost easyJet anunció el martes que será la primera del mundo en alcanzar la neutralidad de carbono por compensación.

Por: AFP

 

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
11 recomendado
comments icon 1 comentario
1 notas
72 vistas
bookmark icon

Escribir un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño y Hosting web por