La meteorología al laboratorio

 -  -  1


Ser parte del nacimiento, formación y evolución de fenómenos meteorológicos, es posible. Pronosticar la cantidad de veces que se presentará este fenómeno por año, también.

De ello se encarga el Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra, ubicado en el Instituto de Geografía de la UNAM.

“Nosotros podemos monitorear diferentes fenómenos que ocurren en la atmósfera y en la tierra, los principales usos de estas imágenes son meteorológicos, pero también podemos estar haciendo análisis de la cubierta vegetal“, explica Jorge Prado Molina, investigador del observatorio creado en mayo del 2017.

Este espacio cuenta con tres sistemas de recepción de fotografías satelitales, así como un sistema llamado Geonetcast que sirve cuando no existe energía eléctrica o conexión a internet y permite enviar imágenes, pero, sobre todo, alertas cuando se tiene una situación de emergencia como algún huracán. Las imágenes captadas monitorean tanto el Atlántico como el Pacífico y son capaces de calcular la cantidad de lluvia que va a caer y sobre qué países o regiones lo hará.

“La importancia del laboratorio nacional radica en que vamos a tener capacidad de dar alertas tempranas de fenómenos que afectan tanto la infraestructura como a las personas y sus bienes, entonces es muy importante la labor que estamos desarrollando junto con todos los socios que ya integran el consorcio del laboratorio nacional.“

La Secretaría de Marina, el INEGI, el Servicio Meteorológico Nacional, Protección Civil de la Ciudad de México y algunos institutos de la UNAM se encuentran entre los socios del consorcio. (NOTIMEX)

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
comments icon 0 comments
0 notes
27 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño y Hosting web por