Hojas artificiales, del laboratorio al medio ambiente

 -  -  2


Chicago, EE.UU.

Los investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago (UIC) , han desarrollado una hoja artificial que sería al menos 10 veces más eficiente que las hojas naturales para convertir el dióxido de carbono en combustible.

Las hojas artificiales mejoradas, cumplen su función reduciendo los gases con efecto invernadero de la atmósfera, imitando la fotosíntesis: el proceso mediante el cual las plantas utilizan el agua y el dióxido de carbono del aire para producir fuente de energía para las plantas utilizando la energía del sol.

Para implementar con éxito esta tecnología en el mundo real, estos dispositivos deben poder extraer dióxido de carbono de fuentes más diluidas como el gas emitido por las centrales eléctricas que queman carbón.

Según los cálculos realizados por los investigadores, 360 hojas, cada una de 1,7 metros de largo y 0,2 metros de ancho, producirían cerca de media tonelada de monóxido de carbono por día, que podría utilizarse como base para los combustibles sintéticos. Si 360 de estas hojas artificiales cubren un área de 500 metros cuadrados, podrían ser capaces de reducir los niveles de dióxido de carbono en un 10% en el aire circundante de 100 metros alrededor del área en un día.

Por: UNAM Global.

 

 

Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano – Noticias NCC
2 recomendado
comments icon 0 comentarios
0 notas
33 vistas
bookmark icon

Escribir un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño y Hosting web por